Asia, Israel y Palestina

La Ciudad Vieja de Jerusalén

Puerta Dorada de Jerusalén

Tan iguales y tan diferentes. En el corazón de Jerusalén, en la Ciudad Vieja, conviven y se relacionan cuatro culturas y cuatro religiones que, sin duda, te harán sentir que estás en una de las ciudades más místicas y maravillosas del mundo.

Pasear por la Ciudad Vieja de Jerusalén es tener la sensación de que siglos de Historia de la Humanidad te contemplan y te siguen a cada paso. Además, es una de las visitas imprescindibles de Jerusalén.

Desde la tranquilidad y el sosiego de las calles del Barrio Armenio hasta el bullicio digno del más maravilloso zoco del Barrio Musulmán, pasando por el misticismo romano de las calles del Barrio Judío y las tradicionales y pasionales calles del Barrio Cristiano. Estás en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Puedes recorrer las calles de la Ciudad Vieja de Jerusalén por libre y disfrutar de cada rincón de esta maravillosa ciudad, o puedes contratar un Free Tour por Jerusalén para que te cuenten todo lo que necesitas saber.

Free tour por Jerusalén

Dónde alojarse cerca de la Ciudad Vieja en Jerusalén

Lo ideal es estar cerca de la Ciudad Vieja, donde se encuentran la mayoría de los lugares que ver en Jerusalén.

Nosotros nos alojamos en el Grand Court Hotel, situado en un barrio con muchos restaurantes chulos donde cenar y tomar algo, y a sólo 10 minutos andando de la Puerta de Damasco. Además, tiene buena relación calidad precio y una piscina estupenda en la azotea.

De todas formas, te dejamos un enlace a los Mejores Hoteles de Jerusalén para que puedas escoger el que más te guste.

Barrio Musulmán, el colorido en la Ciudad Vieja de Jerusalén

De los cuatro barrios en los que se divide la Ciudad Vieja, el musulmán es el que más extensión ocupa y, quizá, uno de los más entretenidos, curiosos y divertidos que ver en Jerusalén. Sin duda uno de los mejores lugares que visitar en la Ciudad Vieja.

Además, dentro de este barrio podrás visitar lugares sagrados como la Explanada de las Mezquitas o el maravilloso Domo de la Roca. También incluye lugares de culto para las otras religiones, como lo son la Vía Dolorosa o la Iglesia de Santa Ana para los cristianos y el Kotel Hakatan o pequeño Muro de las Lamentaciones para los judíos.

Este barrio es de gran importancia para los peregrinos cristianos, pues en su interior alberga las siete primeras paradas del Via Crucis del Jesús, que recorre la Vía Dolorosa desde la Puerta de los Leones hasta la Iglesia del Santo Sepulcro.

Estrechas callejuelas, laberintos de colores y olores, puestos callejeros en un caos ordenado, especias de mil tipos, preciosas alfombras y curiosas antigüedades, el Barrio Musulmán es una explosión de sensaciones.

Montaña de especias en el Barrio Musulmán de Jerusalén
Montaña de especias en el Barrio Musulmán de Jerusalén

Un sinfín de curiosidades en cada puesto callejero, un vocerío incesante que procede el zoco y que se entremezcla con una curiosa diversidad de personas es lo que podrás encontrar al visitar este barrio musulmán de Jerusalén. Comerciantes, aguadores, fabricantes de tejidos de la mejor calidad y artesanos de tradición milenaria te cautivarán.

Comerciante de té
Tomar un té siempre es una buena idea

El barrio comienza en la Puerta de Damasco, aunque se puede acceder también por la Puerta de Herodes y por la Puerta de los Leones. Se extiende incluso hasta el propio Muro de las Lamentaciones que lo separa del Barrio Judío.

Todo ello nos hace entender lo cerca y lo lejos que podemos estar los unos de los otros. El lugar más sagrado para los judíos, el Muro de las Lamentaciones, se encuentra delimitando exactamente la Explanada de las Mezquitas, donde se encuentra el Domo de la Roca, tercer lugar más sagrado para los musulmanes. Tan cerca y tan absurdamente lejos en lo que probablemente sea el punto más sagrado de la Tierra.

Conecta tu móvil en Israel desde el primer minuto

Para contratar una excursión, para sacar unas entradas o para estar siempre conectado con tus redes sociales, necesitas que tu móvil tenga internet mientras viajas.

La mejor forma de estar siempre conectado sin pagar cantidades astronómicas por el roaming es contratar la eSim de Holafly. Sin cambiar tu tarjeta y manteniendo tu Whatsapp.

Consulta cómo funciona Holafly y utiliza nuestro código LOSVIAJESDELEWAR para obtener un ¡5% de descuento! en tu nueva tarjeta eSim.

Barrio Judío, imprescindible en la Ciudad Vieja de Jerusalén

Elegante, de marcado estilo romano y salpicado de sinagogas y escuelas de la Torá y del Talmud, el Barrio Judío se abre ante nosotros para ofrecernos la visión más mística de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Localizado al suroeste de la Ciudad Vieja, este barrio es un legado histórico de los antiguos romanos. Desde la Puerta de Sion que se encuentra en el Sur, el barrio se extiende por la Ciudad Vieja hasta limitar con el Barrio Armenio al oeste, el Muro de las Lamentaciones al Norte y el Monte del Templo al Este.

Se trata, sin duda, de uno de los mejores lugares que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén ya que alberga muchos de los puntos imprescindibles de nuestro viaje.

Dos personas charlan cerca del Muro de las Lamentaciones
Dos personas charlan cerca del Muro de las Lamentaciones

Destaca entre todo ese legado El Cardo, una vía romana destinada al comercio y que hoy está repleto de galerías de arte y pequeñas tiendas de artesanía, toda ella flanqueada por columnas romanas que todavía conservan su originalidad y esplendor.

Construido en el año 130 a.C. por el Emperador Adriano, esta vía atraviesa la ciudad y, tanto en la época romana como bajo la influencia bizantina, esta calle se convirtió en la arteria principal de Jerusalén.

Sin embargo, todo ello quedará eclipsado por la sensación que recorrerá tu cuerpo cuando entres en las inmediaciones de lo que un día fue el Segundo Templo judío y del que hoy en día sólo queda su Muro Oeste, también llamado el Muro de las Lamentaciones.

El Muro de las Lamentaciones en la Ciudad Vieja de Jerusalén
El Muro de las Lamentaciones en la Ciudad Vieja de Jerusalén

Susurros, silenciosas oraciones acompañadas de armoniosos movimientos corporales, plegarias y la sensación de estar en uno de los lugares más místicos y maravillosos del mundo.

Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre la Ciudad Santa de Jerusalén para tener toda la información sobre el Muro de las Lamentaciones y otras visitas imprescindibles.

Seguro de Viaje para Jerusalén

Antes de salir de casa es importante contratar un buen seguro de viaje, con el que puedas viajar tranquilo y que esté adaptado a las necesidades que vayas a tener en cada destino.

Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo pero, por si acaso, nosotros siempre viajamos tranquilos con Seguros IATI.

Queremos darte las gracias por leer nuestro post y contratando aquí tu seguro con IATI ¡tendrás un 5% de descuento!

IATI

Barrio Cristiano, el sentimiento en la Ciudad Vieja de Jerusalén

Casi toda la Historia sagrada para los cristianos se encuentra localizada en este pequeño barrio de la Ciudad Vieja, el segundo más antiguo de Jerusalén y una de las visitas que hay que todos tenemos que hacer por lo menos una vez en la vida.

Situado en la parte noroeste de la Ciudad Vieja de Jerusalén, su principal entrada se encuentra en la Puerta de Jaffa, por la que tradicionalmente discurrían los peregrinos en su visita a esta histórica ciudad.

Aunque alberga numerosos lugares sagrados para los cristianos, todo el barrio se concibió para rodear a lo que hoy en día es el lugar más venerado por esta religión, la Iglesia del Santo Sepulcro.

Iglesia del Santo Sepulcro
Iglesia del Santo Sepulcro

Seas o no religioso, es difícil tener una sensación más poderosa cuando entras en el lugar donde, según la Biblia, Jesucristo fue crucificado, donde su cuerpo fue enterrado y donde resucitó después de su muerte.

Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre la Ciudad Santa de Jerusalén para tener toda la información sobre la Iglesia del Santo Sepulcro y otras visitas imprescindibles.

Recuperados de las sensaciones, el Barrio Cristiano alberga también numerosas tiendas que se sitúan a lo largo de la calle de David, además de otras maravillas como la Catedral de Nuestra Señora de la Anunciación o la Iglesia de San Juan Bautista.

Barrio Armenio, la sobriedad en la Ciudad Vieja de Jerusalén

El más pequeño de los cuatro barrios de Jerusalén es el Barrio Armenio. Quizá menos visitado que los demás pero no por ello menos interesante, pues rebosa elegancia e Historia.

Elegantes iglesias y enormes murallas de piedra que esconden misteriosos monasterios salpican este barrio, dónde te resultará difícil pasear sin encontrarte con un ir y venir de religiosos que entran y salen de ellos.

Procesión religiosa en el Barrio Armenio de Jerusalén
Procesión religiosa en el Barrio Armenio de Jerusalén

Situado en el suroeste de la Ciudad Vieja de Jerusalén, este pequeño barrio alberga maravillosos lugares como la Catedral de Santiago construida en el siglo XII, el Monasterio de San Marcos o la Iglesia de Cristo, la iglesia protestante más antigua del Oriente Medio.

El complejo monástico en el Barrio Armenio de Jerusalén es considerado el más valioso de todos los tesoros fuera de Armenia. Entre estos tesoros destacan el escrito de Saladino en el que pide a los musulmanes que no inflijan daño a los armenios tras recuperar Jerusalén de los Cruzados en el año 1.187 o el pacto del Profeta Mahoma garantizando a los cristianos armenios de Jerusalén sus derechos y propiedades.

Desde el siglo IV los armenios han estado presentes en Jerusalén, momento en el que Armenia adoptó el cristianismo como religión oficial. De hecho, se considera la comunidad armenia más antigua fuera de Armenia.

Todo el barrio gira en torno a la Catedral de Santiago, también conocida como el Monasterio de Santiago, que alberga el Patriarcado de Jerusalén de la Iglesia Armenia. La Catedral está decorada con preciosos huevos de cerámica colgantes.

La Ciudad Vieja es, sin duda, lo mejor de Jerusalén.