Asia, Israel y Palestina

Qué ver y hacer en Jerusalén, la Ciudad Santa.

Jerusalén

En este artículo te contamos qué ver en Jerusalén para que puedas organizar y planificar tu viaje por libre. Además, te dejamos algunas recomendaciones para realizar los mejores tours de la ciudad y puedas disfrutar de toda su belleza.

El Cristianismo, el Islam y el Judaísmo se entrelazan durante siglos de Historia. La Ciudad Santa para las tres religiones monoteístas más importantes del mundo. La ciudad tres veces santa, Jerusalén.

Misteriosa pasión, sentimientos encontrados. Si hay una ciudad en el mundo capaz de generarte una multitud de sensaciones hasta ese momento desconocidas, esa es Jerusalén. Y esas sensaciones no las olvidarás nunca.

Hay mucho que ver en Jerusalén. La ciudad de Jerusalén la incluimos en nuestro viaje de 5 días a Israel y Palestina por libre donde, además de disfrutar de la Ciudad Santa, visitamos la preciosa Belén que se encuentra enclavada en territorio palestino.

Pero si eres de los que disfrutan de algo un poco más organizado y prefieres no perderte detalle de cada destino, aquí te dejamos los tours mejor valorados por los viajeros en Jerusalén:

Tour por la Ciudad Santa de Jerusalén

Hemos hecho una selección de todos aquellos lugares que, por Historia, por religión o, simplemente, por espíritu viajero, no puedes perderte. En nuestra opinión, estos son los mejores lugares que ver en Jerusalén.

El Muro de las Lamentaciones, uno de los lugares que ver en Jerusalén

Pocos lugares en el mundo te hacer sentir lo que sientes cuando te acercas al Muro de las Lamentaciones. Los vestigios del Segundo Templo Judío son lo más sagrado para el judaísmo y uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén, totalmente imprescindible.

El Primer Templo Judío fue construido por el Rey Salomón en el año 960 a. C. Se localizaba en la explanada del Monte Moriá, lugar donde, según la tradición bíblica, Dios pidió a Abraham el sacrificio de su hijo Isaac. En este lugar hoy se encuentran la Explanada de las Mezquitas y el Domo de la Roca.

Este Templo se construyó para sustituir al Tabernáculo que durante siglos sirvió para rendir culto a Dios, y albergaba algunos de los tesoros del judaísmo: el Arca de la Alianza que guardaba en su interior las Tablas de la Ley, y la Menorá, un candelabro con siete brazos presente siempre en la cultura hebrea.

En el año 586 a. C. este Templo fue saqueado y destruido por el Rey babilonio Nabucodonosor II.

Tras superar el cautiverio hebreo en Babilonia, en el año 515 a. C., el Segundo Templo Judío de Jerusalén fue levantado por Zorobabel en el mismo lugar que ocupaba el original.

Sin embargo, fue el Rey Herodes en el año 19 a. C. el que realizó la última renovación conocida del Segundo Templo Judío, haciendo una construcción prácticamente nueva del mismo.

En el año 70 d. C., cuatro años después de la rebelión judía contra el Imperio Romano, legiones romanas a las órdenes de Tito aplastaron a los rebeldes y destruyeron buena parte de Jerusalén y el Segundo Templo. De éste hoy sólo queda el muro occidental, también llamado Muro de las Lamentaciones.

Aunque se trata de uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén, si quieres acceder debes tener en cuenta algunas restricciones.

Fieles rezando en el Muro de las Lamentaciones. Los mejores lugares que ver en Jerusalén
Fieles rezando en el Muro de las Lamentaciones

Para acceder a la plaza de Kotel, donde se sitúa el Muro, deberás pasar un exhaustivo control de seguridad. Una vez en la plaza, observarás que hay dos zonas separadas, una para los hombres y otra para las mujeres.

Los hombres tendrán que ponerse una kippah en la cabeza, tal y como marca la tradición judía. Como normalmente no viajamos con una kippah, en la entrada encontrarás algunas que son desechables.

Por su parte, las mujeres deben vestir con ropa “recatada”, es decir, los hombros cubiertos, falda larga y ropa de colores neutros a ser posible.

Guarda silencio y disfruta de la espiritualidad que se respira en este lugar. Cientos de personas susurrando oraciones y realizando armoniosos movimientos corporales harán que esta visita no la olvides jamás.

Textos Sagrados en el Muro de las Lamentaciones
Textos Sagrados en el Muro de las Lamentaciones

Una curiosidad: verás que entre las grietas y ranuras del Muro hay un montón de papelitos doblados (en la fotografía se ve bien). Son todos los deseos que la gente escribe y que deja en el Muro con la esperanza de que se cumplan. Así que si tienes algún deseo por cumplir, ¡no olvides escribirlo en un papel y dejarlo!

Seguro de Viaje para Jerusalén

Antes de salir de casa es importante contratar un buen seguro de viaje, con el que puedas viajar tranquilo y que esté adaptado a las necesidades que vayas a tener en cada destino.

Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo pero, por si acaso, nosotros siempre viajamos tranquilos con Seguros IATI.

Queremos darte las gracias por leer nuestro post y contratando aquí tu seguro con IATI ¡tendrás un 5% de descuento!

IATI

La Ciudad Vieja de Jerusalén, lo mejor que ver en Jerusalén

Recorrer los cuatro barrios de la Ciudad Vieja de Jerusalén es un regalo para los sentidos y uno de las mejores lugares para ver en Jerusalén.

Descubrir el bullicioso y colorido Barrio Musulmán, pasear por el misterioso Barrio Armenio, descubrir los lugares más sagrados del cristianismo en el Barrio Cristiano o dejarte llevar por el misticismo del Barrio Judío son momentos imprescindibles en la vida de un viajero.

Para recorrer sus calles y descubrir sus secretos te recomendamos que leas nuestro artículo sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La Explanada de las Mezquitas

En el Monte del Templo, el lugar donde se asentó el Primer Templo Judío, se encuentra hoy uno de los lugares más sagrados del Islam, la Explanada de las Mezquitas.

El Domo de la Roca. Uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén.
El Domo de la Roca

Tras la Meca, lugar de nacimiento del Profeta Mahoma, y Medina, primera comunidad musulmana y lugar donde falleció el Profeta, el Domo de la Roca es el tercer lugar más sagrado para el Islam.

Custodiada por una brillante cúpula dorada se encuentra la roca desde la que el Profeta Mahoma ascendió a los cielos en el año 621. Si no eres musulmán, no podrás visitar ni el Domo de la Roca ni la mezquita Al-Aqsa, que se encuentra junto a ésta.

Para acceder a la Explanada de las Mezquitas deberás tener en cuenta que los viajeros sólo pueden visitarla en horarios muy estrictos, únicamente de domingo a jueves de 7,30 h a 10,30 h y de 12,30 h a 13,30 h.

El acceso se realiza desde una entrada que se encuentra en la parte derecha del Muro de las Lamentaciones y que asciende directamente por una pasarela hasta la explanada.

Una vez arriba disfruta de la maravillosa cúpula dorada, de los mosaicos que recuerdan la época bizantina y de los vivos volores que inundan el paisaje. El pasar de la más intensa espiritualidad judía a la sensación de estar en uno de los lugares más sagrados para el Islam, te hará creer que has viajado cientos de kilómetros cuanto has recorrido tan sólo unos metros.

Tanto por su Historia como por su significado religioso, la Explanada de las Mezquitas es uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén.

Conecta tu móvil en Israel desde el primer minuto

Para contratar una excursión, para sacar unas entradas o para estar siempre conectado con tus redes sociales, necesitas que tu móvil tenga internet mientras viajas.

La mejor forma de estar siempre conectado sin pagar cantidades astronómicas por el roaming es contratar la eSim de Holafly. Sin cambiar tu tarjeta y manteniendo tu Whatsapp.

Consulta cómo funciona Holafly y utiliza nuestro código LOSVIAJESDELEWAR para obtener un ¡5% de descuento! en tu nueva tarjeta eSim.

La Iglesia del Santo Sepulcro, el sentimiento que ver en Jerusalén

La Iglesia del Santo Sepulcro es el edificio más sagrado para el Cristianismo y una de las visitas que  no puedes perderte en Jerusalén.

Iglesia del Santo Sepulcro
Iglesia del Santo Sepulcro

Seas religioso o no, entrar en el Santo Sepulcro es una sensación indescriptible que no te dejará indiferente.

En el año 326, Constantino el Grande mandó edificar una iglesia en lugar exacto en el que se localizaba El Calvario, el lugar donde Jesús fue crucificado. Durante la preparación se localizó también una tumba excavada en la roca que fue identificada como la tumba de Jesús. Esta iglesia fue bautizada como la Iglesia del Santo Sepulcro.

Hoy en día, dos familias musulmanas, herederas del mismísimo Saladino, custodian las llaves del Santo Sepulcro. Los receptores originales tenían la misión de evitar que el templo volviera a manos de los Cruzados, y los actuales tienen la misión de evitar las peleas de las seis ramas del Cristianismo, no siempre bien avenidas, que administran la Iglesia. Griegos, franciscanos, armenios, coptos, etíopes y sirios pelean por cada centímetro del Santo Sepulcro.

Dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro destacan varios puntos:

La Piedra de la Unción

A la entrada de la Iglesia podrás observar la piedra sobre la que Jesús fue ungido tras ser bajado de la Cruz y antes de ser sepultado. Sin duda es unos de los puntos fuertes de la visita al Santo Sepulcro. Además, puedes acercarte y tocarla.

La Capilla de José de Arimatea

En esta capilla situada en la parte oeste de la Iglesia descansan los restos de José de Arimatea, a quien fue entregado el cuerpo de Jesús y quien lo enterró.

Velas en la Iglesia del Santo Sepulcro
Velas en la Iglesia del Santo Sepulcro

El Gólgota

Muy cerca de la entrada de la Iglesia, ascendiendo por una escalera que se encuentra a la derecha, nos encontraremos en lo que fue el Monte Gólgota. Una vez arriba verás dos estancias: la Capilla de la Crucifixión y la Capilla del Calvario. Allí se encuentra el lugar exacto en el que, según la tradición bíblica, se colocó la Cruz en la que Jesús fue crucificado.

El Edículo

Llegamos a la cumbre de la visita ya que es el lugar donde, según la tradición cristiana, fue enterrado Jesús.

El Edículo una construcción realizada en 1808 que se encuentra en el centro de una sala circular rodeada de grandes columnas. En su interior se encuentran una pequeña capilla y una cámara funeraria con una losa de mármol.

Podemos asegurarte que la sensación cuando te agachas para entrar en la pequeña estancia es algo increíble. Para los creyentes lo será desde el punto de vista religioso y para los no creyentes lo será desde el punto de vista histórico, pero a nadie dejará indiferente.

Tarjeta de Viaje Revolut

Para todos los viajes es importante llevar una buena tarjeta, que esté diseñada para las necesidades de los viajeros y que te permita gastar dinero sólo en lo que te importa.

Nosotros siempre llevamos la Tarjeta de Viaje Revolut, que es gratuita y te aplica el cambio real de la divisa.

Hoy en día casi todo se paga con tarjeta pero, si necesitas efectivo, también puedes sacar dinero varias veces en cajeros extranjeros, en la divisa local y sin comisiones.

La Vía Dolorosa, un lugar imprescindible que ver en Jerusalén

Pocos lugares en el mundo son tan visitados como la Vía Dolorosa e irradian tanta pasión. Desde luego es uno de los lugares imprescindibles que ver en Jerusalén.

La Vía Dolorosa en Jerusalén, imprescindible que ver en Jerusalén
La Vía Dolorosa en Jerusalén

La conocida como el Vía Crucis, recorre las últimos pasos de Jesús antes de ser crucificado. Miles de peregrinos la recorren cada año.

Se divide en 14 estaciones que rememoran los importantes hechos acaecidos en las últimas horas de Jesús. En la Vía Dolorosa se concentran 9 de ellas mientras en que resto se localizan dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro.

Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre la Vía Dolorosa para poder planificar y organizar mejor la visita.

El barrio de Mea Shearim

Una de las visitas más “alternativas” de nuestro viaje a Jerusalén y, sin duda, una de las mejores y más auténticas. Visitamos el barrio ultraortodoxo de Mea Shearim.

Cuando nos enteremoas de su existencia, teníamos claro que era uno de los lugares que queríamos ver en Jerusalén. Ubicado al norte de Jerusalén, en este barrio sólo viven los judíos cuya práctica religiosa es especialmente devota, y que llevan el judaísmo al extremo.

Diferentes carteles nos indican en la entrada que los grupos numerosos de visitantes no son bienvenidos, que la vestimenta debe ser recatada y que sus tradiciones y culto debe ser respetado.

El barrio ultraortodoxo de Mea Shearim
El barrio ultraortodoxo de Mea Shearim

En la entrada nos damos cuenta de que esto es algo especial, algo que no está en ninguna guía y que debe ser tomado con el máximo respeto.

Nos asomamos por las primeras calles y nos recuerda al gueto judío de Cracovia o a la Comunidad Amish de Lancaster. Parece que estamos en el siglo XIX. Un silencio sepulcral, casas sencillas en estrechas calles destartaladas y un ir y venir de judíos ultraortodoxos que nos miran con extrañeza no entendiendo muy bien qué hacemos allí.

Y sin embargo, los niños juegan en la calle, hay mujeres comprando en los puestos de frutas y verduras que hay en el barrio, y hay hombres charlando con sus vecinos. Por suerte, hoy no es sabbath.

Les tratamos con respeto y nos trataron del mismo modo. Eso sí, nada de fotografías ni vídeos, pues entonces podrías tener problemas.

Sin duda es uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén.

El Monte de los Olivos

En el Monte de los Olivos, a las afueras de la Ciudad Vieja, se encuentran numerosos lugares imprescindibles que ver en Jerusalén. Estos son los mejores lugares que ver:

Los Jardines de Getsemaní

Cuenta la Biblia que, acabada la última cena, Jesús acudió al lugar donde solía rezar con sus discípulos. Este lugar se conocía como los Jardines de Getsemaní y aquel fue el lugar donde Jesús fue arrestado por la traición de Judas.

Los Jardines de Getsemaní en Jerusalén
Los Jardines de Getsemaní en Jerusalén

Hoy en día es un precioso jardín lleno de olivos, algunos de los cuales tienen cientos de años. Sin duda uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén, Getsemaní respira historia por los cuatro costados, y sus olivos centenarios te impresionarán.

Olivos centenarios en Getsemaní
Olivos centenarios en Getsemaní

La Iglesia de las Naciones

En la Iglesia de las Naciones es donde se encuentra la roca sobre la que Jesús rezó la noche del arresto y que tiene una preciosa cúpula de vivos colores. Si te gusta la Historia sagrada este es uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén.

La Iglesia de las Naciones
La Iglesia de las Naciones

La Iglesia del Sepulcro de María

Construida en el siglo IV y reconstruida por los cruzados en el siglo XII tras la destrucción de Jerusalén por Saladino, esta Iglesia es una de las más especiales por su autenticidad. Una empinada cuesta nos guía hacia la oscuridad de esta pequeña Iglesia en la que se encuentran los restos de María, la madre de Jesús. Un intenso olor a incienso recorre toda la estancia, y las escasas personas que la visitan hace de este lugar algo más especial.

La Tumba de los Tres Profetas

Muy cerca se encuentran las que serían, según la tradición hebrea y cristiana, las tumbas de los Profetas Hageo, Malaquías y Zacarías.

La Iglesia de María Magdalena

Construida en 1886 por el zar Alejandro III de Rusia, esta iglesia ortodoxa rusa está dedicada a una de las seguidoras más fieles de Jesús: María Magdalena. Ella fue la primera en ver a Jesús después de su resurrección.

Aunque la decoración interior es muy bonita, son sus siete bulbos dorados coronando las torres lo más llamativo de esta iglesia.

Iglesia de María Magdalena
Iglesia de María Magdalena

Las 8 Puertas de la Ciudad Vieja

La antigua ciudad amurallada de Jerusalén es una maravilla muchas veces olvidada, pero que guarda en su interior parte de la Historia de esta maravillosa Ciudad Santa.

De las ocho puertas que dan entrada a la ciudad, sólo siete están abiertas. La octava es la Puerta Dorada, por donde la tradición judía indica que entrará el Mesías en Jerusalén. Fue por este motivo por el que Solimán el Magnífico ordenó tapiarla en el año 1.541. Así se las gastaba….

Puerta Dorada de Jerusalén
La Puerta Dorada de Jerusalén

Estas son las maravillosas puertas de Jerusalén:

  • Puerta de Jaffa: quizá la más famosa y que da acceso al zoco árabe por la parte oeste de la muralla.
  • Puerta de Sión: situada al sur de la muralla de acceso a los barrios judío y armenio.
  • Puerta de los Leones: dando paso a la Vía Dolorosa, se reconoce fácilmente ya que está flanqueada por varios leones en sus laterales.
  • Puerta de Damasco: las mayor y quizá la más impresionante de todas, da acceso por el norte al barrio musulmán.
  • Puerta Nueva: se denomina así porque se construyó en el año 1.887 para permitir el acceso al barrio cristiano.
  • Puerta de Herodes: por esta puerta se accedía a la casa del Rey Herodes, a quien Jesús fue entregado.
  • Puerta del Estiércol. Se trata de la puerta por la que salían todos los desperdicios de la Ciudad Vieja, y de ahí su nombre.
  • Puerta Dorada. Como ya hemos dicho, la única de las ocho que no tiene acceso a la ciudad por estar tapiada.
La Puerta de Damasco
La Puerta de Damasco

El Cenáculo y la Tumba del Rey David

Según las escrituras, el Cenáculo es el lugar donde Jesús celebró la última cena con sus apóstoles, antes de ser arrestado y crucificado. Se trata por tanto de uno de los lugares más importantes para la tradición cristiana y uno de los mejores lugares que ver en Jerusalén si te gusta la Historia sagrada.

El Cenáculo se encuentra a las afueras de la Ciudad Vieja, en el primer piso de un edificio cercano al Monte Sion. Es una habitación sencilla con espacios delimitados por columnas talladas y bóvedas blancas.

Una vez terminada la visita, en el piso de abajo se encuentra la Tumba del Rey David, que también podrás visitar ya que se trata de una figura venerada por casi todas las religiones.

Dónde alojarse en Jerusalén

Lo ideal es estar cerca de la Ciudad Vieja, donde se encuentran la mayoría de los lugares que ver en Jerusalén.

Nosotros nos alojamos en el Grand Court Hotel, situado en un barrio con muchos restaurantes chulos donde cenar y tomar algo, y a sólo 10 minutos andando de la Puerta de Damasco. Además, tiene buena relación calidad precio y una piscina estupenda en la azotea.

De todas formas, te dejamos un enlace a los Mejores Hoteles de Jerusalén para que puedas escoger el que más te guste.

Y antes de viajar a Jerusalén…

Que no se te olvide…

Leer algo sobre la Historia Bíblica de Jerusalén (aunque no seas muy religioso) es esencial para entender la pasión que desata.

Contratar el Seguro de Viaje de IATI con un 5% de descuento.

Llevar ropa cómoda (y discreta si quieres entrar en zonas ortodoxas).

Reservar los vuelos con tiempo para evitar los precios más caros. Nosotros siempre los buscamos a través de Skyscanner ya que encuentra las mejores opciones para tus vuelos.

Reservar los hoteles con antelación para encontrar una buena relación calidad precio. La mejor oferta de hoteles la encontrarás en Booking.com.

Llevar una tarjeta especializada en viajes para gastar sólo en lo que te importa. Nosotros siempre llevamos la Tarjeta Revolut, que es gratuita y te aplica el tipo de cambio real en todas tus compras.

Contratar el traslado desde Tel Aviv a Jerusalén previamente para olvidarte cuando llegues, sobre todo si llegas en Sabbath. Así te evitas el regateo a las 6 de la mañana.

Llevar una buena guía de Jerusalén te ayudará a entender muchas cosas. Nosotros llevábamos la DK pero te dejamos un enlace con las Mejores Guías de viaje de Jerusalén para que elijas la que más te guste.

Echar un vistazo a algunos de los Tours mejor valorados de Jerusalén