Asia, Israel y Palestina

La Vía Dolorosa de Jerusalén

La Vía Dolorosa en Jerusalén

En este artículo te contamos cómo seguir los pasos de Jesús en su Vía Crucis para que no te pierdas ninguno. Te enseñamos cómo visitar todas las Estaciones de la Vía Dolorosa.

Pocos lugares transmiten más pasión que la Vía Dolorosa. Esta particular vía de Jerusalén marca el camino que siguió Jesús desde la prisión a la que fue llevado tras su arresto hasta el lugar donde fue crucificado.

FAQ sobre las Estaciones de la Via Dolorosa

¿Qué es la Via Dolorosa de Jerusalén?

El Via Crucis es una expresión latina que significa “Camino de la Cruz”. Se trata del recorrido que siguió Jesús de Nazaret desde su condena hasta su crucifixión y sepultura. Los católicos también la conocen como la Via Dolorosa.

¿Cuántas estaciones hay en la Via Dolorosa de Jerusalén?

El Via Crucis de Jesús cuenta con 14 estaciones. De ellas, son 9 estaciones las que se localizan en la Via Dolorosa de Jerusalén, mientras que las 5 restantes se encuentran en la Iglesia del Santo Sepulcro.

¿Dónde está la Via Dolorosa de Jerusalén?

La Via Dolorosa se encuentra en la Ciudad Vieja de Jerusalén y recorre buena parte del barrio musulmán para terminar en el barrio cristiano. Comienza en la Iglesia de la Flagelación y termina en la Iglesia del Santo Sepulcro.

El Vía Crucis de Jesús es seguido por miles de creyentes cada año, que recorren los últimos pasos de su sufrimiento. Está dividida en 14 estaciones, y cada una de ellas tiene una simbología especial dentro de la “Pasión de Cristo”. Esta ruta es una parte importante de la visita a la Ciudad Vieja de Jerusalén y una de las visitas imprescindibles para cualquier viajero.

La Vía Dolorosa alberga 9 de las 14 estaciones, mientras que las 5 restantes se encuentran dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro. Muchas de estas estaciones están señalizadas con una placa, mientras que en otras se han construido iglesias o capillas.

Visitar las Estaciones de la Vía Dolorosa es sencillo aunque es bastante probable que te pierdas por alguna callejuela del Barrio Musulmán y tengas que volver sobre tus pasos. Si vas a hacer un recorrido por la Vía Dolorosa te recomendamos este Tour Guiado por la Ciudad de Jerusalén, que te mostrará éste y muchos otros secretos de la ciudad.

Tour por la Ciudad Santa de Jerusalén

Comenzamos a visitar las Estaciones de la Vía Dolorosa desde la Puerta de los Leones, pero antes de empezar tienes que ponerte en situación. Las cruces utilizadas por los romanos para las crucifixiones pesaban unos 130 kilos, por lo que puedes imaginarte que tu mochila lleva ese peso y te pegas este paseo…

Puestos en situación, éstas son las 14 estaciones del Vía Crucis:

Primera Estación de la Vía Dolorosa. La Iglesia de la Flagelación.

Nuestro viaje por la Via Dolorosa comienza por la primera estación, que se se encuentra en la denominada Iglesia de la Flagelación. Este fue el lugar en el que Jesús fue juzgado y condenado a muerte por Poncio Pilato. Tras ser condenado, y habiendo soportado las burlas de los soldados, Jesús fue azotado y entregado para su crucifixión.

Lo más llamativo de esta pequeña iglesia de piedra construida en 1929 es su bóveda, en la que puede verse pintada una gran corona de espinos.

Segunda Estación de la Vía Dolorosa. La Iglesia de la Condenación.

Muy cerca de la primera estación, encontramos una iglesia franciscana. Se trata de la Iglesia de la Condenación y éste lugar supone la segunda estación de la Pasión de Cristo. Según las Escrituras, allí fue donde los soldados del gobernador desnudaron a Jesús, le cubrieron con un manto púrpura y la colocaron la corona de espinos. Después de recibir nuevas burlas por parte de los soldados, le quitaron el manto y le cargaron con la Cruz.

Segunda Estación
Segunda Estación de la Vía Dolorosa en la Iglesia de la Condenación

Tarjeta de Viaje Revolut

Para todos los viajes es importante llevar una buena tarjeta, que esté diseñada para las necesidades de los viajeros y que te permita gastar dinero sólo en lo que te importa.

Nosotros siempre llevamos la Tarjeta de Viaje Revolut, que es gratuita y te aplica el cambio real de la divisa.

Hoy en día casi todo se paga con tarjeta pero, si necesitas efectivo, también puedes sacar dinero varias veces en cajeros extranjeros, en la divisa local y sin comisiones.

Tercera Estación de la Vía Dolorosa. Primera caída de Jesús.

Continuamos el recorrido por la Vía Dolorosa y llegamos a la tercera estación se sitúa en el lugar en el que se produjo la primera caída de Jesús portando la Cruz. Se localiza en una pequeña iglesia que pertenece al Patriarcado Armenio de Jerusalén.

Esta pequeña iglesia destaca por sus arcos apuntados de piedra, por sus grandes columnas y por una escultura que simboliza la caída de Jesús con la Cruz.

Tercera Estación de la Vía Dolorosa
Tercera Estación de la Vía Dolorosa

Cuarta Estación de la Vía Dolorosa. El encuentro de Jesús con María.

Este lugar rememora el encuentro de Jesús con su madre, María. Se localiza en la Iglesia de los Dolores de María, también llamada Nuestra Señora del Espasmo, y pertenece a la Iglesia Católica Armenia.

Esta iglesia, construida en el año 1881, constituye la cuarta estación del Vía Crucis. Se encuentra bajo el arco del Ecce Homo y fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1981.

Con una estrecha nave central y una preciosa escalera de piedra semicircular a la entrada, destacan los tres arcos en su parte superior, que hacen recordar a Santa María del Naranco.

Conecta tu móvil en Israel desde el primer minuto

Para contratar una excursión, para sacar unas entradas o para estar siempre conectado con tus redes sociales, necesitas que tu móvil tenga internet mientras viajas.

La mejor forma de estar siempre conectado sin pagar cantidades astronómicas por el roaming es contratar la eSim de Holafly. Sin cambiar tu tarjeta y manteniendo tu Whatsapp.

Consulta cómo funciona Holafly y utiliza nuestro código LOSVIAJESDELEWAR para obtener un ¡5% de descuento! en tu nueva tarjeta eSim.

Quinta Estación de la Vía Dolorosa. Simón el Cireneo.

En la quinta estación de nuestro recorrido por la Vía Dolorosa se localiza el lugar en el que Simón el Cireneo ayuda a Jesús a portar la Cruz. Este campesino, atraído por la multitud y habiéndose acercado para mirar, fue obligado por los soldados romanos a ayudar a Jesús a portar la Cruz hasta el Gólgota, lugar en el que fue crucificado.

En él se localiza una pequeña capilla que no tiene pérdida ya que verás una inscripción de piedra indicando claramente el lugar.

Quinta Estación
Quinta Estación de la Vía Dolorosa

Sexta Estación de la Vía Dolorosa. Verónica limpia el rostro de Jesús.

Una puerta de hierro y madera marca el lugar en el que, según las Escrituras, Verónica limpió el rostro de Jesús con un paño en un acto de bondad. Este paño en el que está marcado el rostro de Jesús se exhibe en el Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén.

Sexta Estación
Sexta Estación de la Vía Dolorosa

Encontrarás el lugar fácilmente, y cerca de la puerta verás una inscripción en piedra que dice: «Pia Verónica faciem Christi linteo deterci», que significa «La piadosa Verónica limpió el rostro de Cristo con una tela».

Tras la puerta hay una pequeña capilla de piedra y techos bajos con un sencillo altar. De todas las Estaciones de la Vía Dolorosa ésta es una de las más llamativas.

Séptima Estación de la Vía Dolorosa. La segunda caída de Jesús.

En este lugar se marca la segunda caída de Jesús. Se localiza en una pequeña capilla y está marcada con un cartel en el muro. Aunque al estar un poco más escondida cuesta algo más encontrarla, si callejeas la localizas.

Séptima Estación
Séptima Estación de la Vía Dolorosa

Octava Estación de la Vía Dolorosa. Jesús habla con las mujeres de Jerusalén.

Seguimos nuestro recorrido por la Vía Dolorosa en dirección al Santo Sepulcro, y este lugar conmemora las palabras que Jesús dirigió a unas mujeres de Jerusalén: “No lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos”. Una chapa señala el lugar.

Octava Estación de la Vía Dolorosa
Octava Estación de la Vía Dolorosa

Novena Estación de la Vía Dolorosa. Jesús cae por tercera vez.

En este lugar Jesús cayó por tercera vez portando la Cruz. Se localiza en la Iglesia copta de Santa Elena y el lugar lo marca una gran cruz de madera. Además, flanqueando la puerta hay una columna antigua con una cruz grabada. Terminada la visita atravesamos un monasterio etíope para acceder a la Iglesia del Santo Sepulcro, donde se encuentran las últimas 5 estaciones y donde concluye la Pasión de Jesús.

Novena Estación de la Vía Dolorosa
Novena Estación de la Vía Dolorosa

A partir de ahora comienza lo más interesante de visitar las Estaciones de la Vía Dolorosa, ya que accedemos a la Iglesia del Santo Sepulcro, donde se encuentran las que desatan más pasión entre los fieles.

Décima Estación en el Santo Sepulcro. Jesús es despojado de sus vestiduras.

Ya en el interior del Santo Sepulcro, en el Gólgota, se rememora el lugar donde Jesús fue despojado de sus vestiduras.

Undécima estación en el Santo Sepulcro. Jesús es crucificado.

Marca el lugar exacto en el que Jesús fue crucificado y en el que le pusieron un cartel que decía “Este es Jesús, el Rey de los Judíos”.

En tu visita al interior del Santo Sepulcro podrás observar el lugar exacto en el que se clavó la Cruz. Se localiza en el Gólgota, bajo un altar, y puedes acercarte tanto que podrás incluso tocar la piedra en la que una vez estuvo clavada la Cruz (tras esperar una buena cola claro).

Duodécima Estación en el Santo Sepulcro. Jesús muere en la Cruz.

Conmemora la muerte de Jesús en la Cruz. Según la Biblia, al instante de producirse la muerte de Jesús, se rasgaron las cortinas del templo y se produjo un terremoto que partió las rocas. En esta capilla se puede apreciar la roca agrietada, producto del terremoto que, según las escrituras, se produjo tras la muerte de Jesús.

Decimotercera Estación en el Santo Sepulcro. Jesús es bajado de la Cruz.

En la que se conmemora que Jesús fue bajado de la Cruz y entregado a su madre.

Decimocuarta Estación. El cuerpo de Jesús es enterrado.

Conmemora el hecho de que José de Arimatea pone el cuerpo de Jesús en el sepulcro y es envuelto en una sábana limpia. Una piedra grande fue puesta a la entrada del sepulcro.

Si no has tenido ya suficientes emociones por hoy, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre las mejores visitas que hacer en Jerusalén.

Dónde alojarse en Jerusalén

Lo ideal es estar cerca de la Ciudad Vieja, donde se encuentran la mayoría de los lugares que ver en Jerusalén.

Nosotros nos alojamos en el Grand Court Hotel, situado en un barrio con muchos restaurantes chulos donde cenar y tomar algo, y a sólo 10 minutos andando de la Puerta de Damasco. Además, tiene buena relación calidad precio y una piscina estupenda en la azotea.

De todas formas, te dejamos un enlace a los Mejores Hoteles de Jerusalén para que puedas escoger el que más te guste.