España, La Rioja

Otoño en la Sierra de Cameros

El Otoño en la Sierra de Cameros (La Rioja)

Los tonos ocres, amarillos y rojos tiñen la Sierra de Cameros en uno de los otoños más espectaculares que hemos visto. Cada año nos acercamos a esta desconocida sierra de La Rioja, que nos sirve para desconectar del bullicio y para recorrer los paisajes que nos ofrece, degustar su gastronomía y, por qué no, acercarnos hasta la Rioja Alavesa a catar alguno de sus vinos. Recorremos el otoño en la Sierra de Cameros.

La Sierra de Cameros

La Sierra de Cameros se encuentra a mitad de camino entre las ciudades de Logroño y Soria, muy cerca del Parque Natural Sierra de Cebollera.

La carretera N-111, que une estas dos ciudades, atraviesa la Sierra de Cameros recorriendo algunos de los pueblos más bonitos de la zona.

El Rasillo, Nieva u Ortigosa de Cameros son algunos de los pueblos más bonitos del otoño en la Sierra de Cameros, sin olvidar zonas como El Robledillo en el que los amantes de la naturaleza puede pasear por bosques infinitos.

Las calles empedradas son habituales en los pueblos de la Sierra de Cameros
Las calles empedradas son habituales en los pueblos de la Sierra de Cameros

Qué ver y hacer en otoño en la Sierra de Cameros

Recorrer los pueblos de la Sierra de Cameros es la mejor idea para conocer todo lo que este maravilloso paisaje puede ofrecerte. Así que vamos a visitar algunos de ellos.

El Rasillo de Cameros

Probablemente el pueblo más bonito y con más vida de la Sierra de Cameros. Pasear por sus estrechas calles y admirar las casas empedradas puede ser una buena manera de empezar.

El Rasillo de Cameros, uno de los pueblos más bonitos del otoño en la Sierra de Cameros
Las calles de El Rasillo de Cameros

Sube hasta la parte alta del pueblo para encontrar la Iglesia de Nuestra Señora de las Eras, construida sobre un antiguo templo del siglo XVI, y el famoso «Olmo de El Rasilllo», con una edad estimada de más de 400 años.

La Iglesia de Nuestra Señora de las Eras y el Olmo de El Rasillo
La Iglesia de Nuestra Señora de las Eras y el Olmo de El Rasillo

Quizá por el camino te encuentres a Armando, un vecino de El Rasillo que dedica sus ratos libres a asar pimientos de manera ingeniosa para luego venderlos en tarros. Están estupendos.

También puedes probar los torreznos, el ciervo o los boletus (que para eso estamos en otoño) en el Restaurante Cameros, donde siempre comenzamos nuestro ya tradicional fin de semana al año.

La Casa más bonita de El Rasillo de Cameros
La casa más bonita de El Rasillo de Cameros

Y si te apetece escuchar buena música y tomarte una buena cerveza o una copa bien puesta, puedes pasarte por el Bar Plaza, «la calleja de la música» de El Rasillo. Tomarte unas cervezas con los amigos alrededor de un barril, pelados de frío y escuchando el Unplugged de Nirvana no tiene precio.

El pueblo está muy cerca del Club Náutico El Rasillo, en el que se pueden realizar actividades acuáticas de todo tipo. Pero como estamos en otoño en la Sierra de Cameros, aquí nadie osa bañarse.

Ortigosa de Cameros

Tan sólo 4 kilómetros a pie por una ruta de senderismo separan El Rasillo de Ortigosa de Cameros. Una ruta sencilla y para todas las condiciones físicas.

Este pueblo, encaramado en el filo de un barranco de 59 metros de altura, nos permite disfrutar del otoño en la Sierra de Cameros como en pocos lugares.

El otoño en la Sierra de Cameros (La Rioja)
El otoño en la Sierra de Cameros

Las mejores vistas de Ortigosa se tienen desde el famoso puente de hierro. Construido en 1910, sus 30 toneladas de hierro salvan los 51 metros que separan el pueblo de la ermita de Santa Lucía y de las famosas Cuevas de Ortigosa.

Y, semejante construcción costó 23.000 pesetas de la época (nacidos después del 2002 mirad en Wikipedia).

Estas cuevas, ubicadas en el interior del macizo del Encinedo y de alto interés espeleológico, son una de las visitas que tienes que realizar si pasas por Ortigosa.

Las Cuevas de Ortigosa de Cameros, uno de los pueblos más bonitos del otoño en la Sierra de Cameros
Las Cuevas de Ortigosa de Cameros

Actualmente se pueden visitar la gruta de La Paz, de unos 236 metros de longitud y la gruta de La Viña, con un recorrido de unos 114 metros. Ambas muestran multitud de estalactitas, estalagmitas y otros caprichos de la naturaleza formadas por la acción del agua durante millones de años.

Todas las visitas son guiadas y las entradas se compran directamente al guía. Ojo, si vas a visitarlas lleva buen calzado y te cuidado que resbala que no veas.

Nieva de Cameros

Llegamos a Nieva de Cameros, donde nos esperan su castillo (lo que queda de él) y la Iglesia de San Martín. El otoño en la Sierra de Cameros también nos regala imágenes increíbles desde lo alto del castillo.

El castillo se levanta sobre una peña, pero como viene del siglo XII, poco queda en pie. Pero nos sirve para quemar la comida del día anterior y para hacer algunas fotos chulas.

La Iglesia de San Martín en Nieva de Cameros, uno de los pueblos más bonitos del otoño en la Sierra de Cameros
La Iglesia de San Martín en Nieva de Cameros

Por su lado, la Iglesia de San Martín fue construida en el siglo XVI y alberga la imagen de Nuestra Señora de Castejón, patrona de la localidad, realizada en el siglo XII.

Varias ermitas y las antiguas escuelas de 1925, hoy utilizadas como albergue, completan esta vista a Nieva de Cameros.

Senderismo en la Sierra de Cameros

El otoño en la Sierra de Cameros hace de sus paisajes un buen motivo para animarnos a caminar. Varias rutas de senderismo de diferente dificultad se pueden realizar en la zona.

La zona es tan bonita que algunos incluso se animan a correr al amanecer ataviados con mallas flúor que dan color a nuestro otoño en la Sierra de Cameros.

Una de las rutas más interesantes sale desde El Rasillo y recorre varios de los puntos de interés de la Sierra de Cameros. Se trata de una ruta circular de 25 kilómetros que pasa por la Ermita de San Julián, Montemediano, Puente de Almarza, Pradillo, Villanueva de Cameros y Ortigosa antes de volver a El Rasillo.

La ruta parte de los 1.100 metros y su punto más bajo se encuentra en el Puente de Almarza, a 798 metros de altitud.

Desde El Rasillo también podemos realizar únicamente el camino que le separa de Ortigosa para ver el pueblo con su puente de hierro y sus cuevas karsticas.

Y si quieres algo de menor dificultad, te recomendamos un paseo por El Robledillo, donde un camino de arena rodeado por un frondoso bosque desde el que podremos ver el Embalse de González Lacasa y algunos pueblos de la zona.

El bosque en el camino de El Robledillo
El bosque en el camino de El Robledillo

Robles, fresnos y hayas nos acompañan en esta ruta sencilla que se puede realizar fácilmente ya que no tiene prácticamente desniveles.

Dónde dormir en la Sierra de Cameros

El otoño en la Sierra de Cameros da para mucho, así que un día no será suficiente para recorrer todos los paisajes que te ofrece.

En El Rasillo puedes encontrar la Casa Rural Marem, un chalet que es perfecto para una familia o, si vais en un grupo más numeroso, la Casa Oihana donde cabe muchas más gente.

En Torrecilla de Cameros nos gusta El Mirador de Mati, con unas vistas increíbles, o el Hostal Lóbrega. Y si prefieres dormir en Ortigosa para ver las cuevas, te recomendamos el Slowcameros Duplex.

De todas formas, te dejamos un enlace de Booking.com con los mejores alojamientos de la Sierra de Cameros para que elijas el que más te guste.

Otras cosas que hacer en Otoño en la Sierra de Cameros

Teniendo en cuenta que estamos en La Rioja, una visita a la calle Laurel de Logroño puede ser una buena idea. ¡Volver a probar los champiñones del Bar Soriano nos encanta!

Además, te recomendamos este Free Tour por Logroño que te permitirá disfrutar al máximo de la capital riojana.

Free tour por Logroño

También puedes visitar algunas de las bodegas más famosas de la zona como Marqués de Cáceres, situadas en Cenicero (La Rioja), o a las centenarias Bodegas Franco-Españolas. Este año tocó visitar las Bodegas Marqués de Riscal una de las más visitadas de España.

Y, por último, haz una pequeña ruta por los pueblos más bonitos de la Rioja Alavesa para recorrer los rincones de piedra de estas villas, de estrechas callejuelas y de tradición vinícola.

Esperamos que disfrutes de tu viaje para disfrutar del Otoño en la Sierra de Cameros. Y si tienes alguna sugerencia de viaje, ¡te leemos en los comentarios!.