España, La Rioja, Pais Vasco

Visita a las Bodegas Marqués de Riscal

Visita a las Bodegas Marqués de Riscal

Muy cerca del pequeño pueblo de Elciego, en la región vinícola de la Rioja Alavesa, se encuentran las Bodegas Marqués de Riscal, una de las más visitadas de España. Vamos a explorar el mundo del vino en estas bodegas que datan del año 1858, en las que tradición y modernidad se aúnan para regalarnos los sentidos. Disfrutamos de una visita a las Bodegas Marqués de Riscal.

Estamos en octubre, las viñas languidecen y el verde deja paso a los colores ocres, amarillos y rojizos con los que los viñedos nos regalan la vista en el valle custodiado por la Sierra de Cantabria y por la Sierra de Cameros.

Estas preciadas viñas, algunas de más de 60 años, dormirán durante el invierno para volver a la vida en la primavera y regalarnos de nuevo su fruto, la uva, con la que se elaborarán algunos de los mejores vinos de la región.

Hacemos una visita a las Bodegas Marqués de Riscal
Hacemos una visita a las Bodegas Marqués de Riscal

Cómo llegar a las Bodegas Marqués de Riscal

Si has elegido hacer una visita a las Bodegas Marqués de Riscal, es que has decidido hacer un viaje por la Rioja Alavesa.

En el bonito pueblo de Elciego (Álava), se encuentran estas centenarias bodegas que merecen una visita tanto por su innovador diseño como por la cuidada elaboración de sus vinos.

La localidad de Elciego se encuentra a tan sólo 23 kilómetros de Logroño, por lo que si has aprovechado para hacer una ruta de vinos y tapas por la calle Laurel de la capital riojana, ésta visita a las Bodegas Marqués de Riscal puede ser un gran complemento.

Sin salir del País Vasco encontramos Vitoria, la capital alavesa, que se encuentra a 49 kilómetros de Elciego, o el precioso pueblo de Laguardia, enclavado en lo alto de una colina, y que se puede visitar a tan sólo 6 kilómetros.

Tanto Elciego como Laguardia merecen una visita ya que se encuentran entre los pueblos más bonitos de la Rioja Alavesa.

Y, si tu pasión son los vinos, puedes visitar por la zona la ciudad de Haro, hogar de algunos de los vinos más prestigiosos de España como Muga, Viña Tondonia o CVNE, que se encuentra a tan sólo 30 kilómetros.

Si necesitas alquilar un coche para recorrer la Rioja Alavesa, cuenta con Rentalcars.com, que te encuentra los mejores precios entre muchas compañías de alquiler.

Cuánto cuesta una visita a las Bodegas Marqués de Riscal

La visita a las Bodegas Marqués de Riscal puede hacerse durante todo el año. Además, se realizan todos los días de la semana en horario de 10 a 19 horas. Te recomendamos que lo reserves con tiempo porque está bastante solicitada.

Las viñas de bienvenida del Marqués de Riscal
Las viñas de bienvenida del Marqués de Riscal

Las reservas se pueden hacer online, por teléfono en el 945.180.888 o por correo electrónico. Echa un vistazo a la web de Marqués de Riscal para hacer la reserva.

En las bodegas cuentan con visitas diferentes en función de la duración, de los vinos que se catan y del aperitivo que te ponen para que no salgas rodando. Tienen opciones más económicas desde 22 euros y 90 minutos de duración, hasta opciones de 36 euros o 50 euros con una duración de 1 hora y 45 minutos.

Qué incluye la visita a las Bodegas Marqués de Riscal

Todas las opciones incluyen la visita a las Bodegas Marqués de Riscal y a los viñedos. Además, todas ellas incluyen una cata de vinos y un aperitivo muy español.

Los vinos que probamos en nuestra visita a las bodegas marqués de riscal
Una copa de vino para celebrar nuestra visita a las Bodegas Marqués de Riscal

En la opción más barata la cata se hace con vinos como el Marqués de Riscal Verdejo (sí, también tienen blancos de Rueda), el Arienzo Crianza o el Marqués de Riscal Reserva.

En las opciones más premium se incluyen vinos como el Finca Montico o Marqués de Riscal Gran Reserva, e incluso el XR o el Barón de Chirel en la opción más cara.

Los picoteos que te dan incluyen salchichón o chorizo, queso y jamón ibéricos (en la opción cara, no te flipes). Todo para que no salgas dando tumbos de probar tanto vino a las 11 de la mañana.

Cómo es la visita a las Bodegas Marqués de Riscal

Pero vamos a lo interesante, que hemos venido a catar vinos y a ver la bodega. Así que vamos a contarte cómo es la visita a las Bodegas Marqués de Riscal.

El Hotel Marqués de Riscal y sus viñedos más preciados

La visita comienza recorriendo los viñedos, algunos de ellos muy antiguos, y el exterior de las instalaciones.

Como acaba de llevarse a cabo la vendimia, las uvas ya no están en su sitio, sino expulsando impresionantes aromas frutales en el interior de las bodegas, pero nos sirve para hacernos una idea de lo que nos espera. Además, hemos venido a catar sus vinos, no a morder sus viñas…

¿Sabías que…?

Las Bodegas Marqués de Riscal cuentan con viñedos de Cabernet Sauvignon, un tipo de uva cuyo uso no se permite por la D.O. Rioja.

El motivo es un derecho histórico a utilizar esta uva en la elaboración de sus vinos, aunque en porcentajes muy pequeños y sin hacerlo constar en la etiqueta, pues esto sería contrario a las regulaciones de Rioja.

De esta parte destaca la edificación principal de la Ciudad del Vino, diseñada por Frank O. Gehry, y donde se alza el Hotel Marqués de Riscal, con todo lujo de detalles y con un Spa de Vinoterapia de Caudalie para relajarte del todo. Vamos, a todo trapo para ir un fin de semana.

El Hotel Marqués de Riscal, diseñado por Frank O'Gehry
El Hotel Marqués de Riscal, diseñado por Frank O’ Gehry

Y todo su diseño tiene un motivo, pues su famosa cubierta recuerda a la botella de Marqués de Riscal Reserva. El titanio rojo simboliza el color del vino, el plateado la cápsula de la botella y el dorado la red que lo recubre para garantizar su calidad.

La arenisca y la madera recuerdan a las construcciones típicas de los pueblos de la Rioja Alavesa, con Elciego como principal exponente.

La Plaza del Reloj y «El Palomar»

El centro neurálgico de la visita a las Bodegas Marqués de Riscal se encuentra en la Plaza del Reloj. No tiene pérdida, hay un reloj de sol justo en el centro de la plaza (llámame perspicaz).

La Plaza del Reloj es el centro de nuestra visita a las bodegas Marqués de Riscal
La Plaza del Reloj es el centro de la Ciudad del Vino

Desde ella se puede contemplar el edificio principal del Hotel Marqués de Riscal, el Jardín Inglés, la Bodega Original de 1860 (de la que luego hablaremos) y «El Palomar», la bodega en la que se elaboran los vinos premium de Marqués de Riscal.

El Palomar fue construido en el año 1883 y remodelado en 2011 para dotarlo de la más alta tecnología pero respetando su diseño original. Pintado en el característico «rojo bordelés», cada año, tras la vendimia, la uva es despalillada, seleccionada una a una, y «estrujada» con mucho cuidado para extraer la pulpa de la uva sin romper las semillas.

Estamos en octubre, así que los aromas del vino recién escogido, y que se encuentra en su primera fermentación, son increíbles.

Así se comienzan a elaborar algunos de los mejores vinos de la región, que fermentarán y mostrarán toda su actividad natural en estas instalaciones. Su viaje acaba de comenzar, pues pasarán muchos meses en barricas de roble y en botella hasta que alcancen su mejor versión.

La Bodega Original y «La Botellería»

Dentro de la visita a las Bodegas Marqués de Riscal se incluye la joya de la corona, la visita a la bodega original de 1860 y «La Botellería», que contiene los vinos más antiguos y más preciados de Marqués de Riscal.

Entramos en una bodega centenaria, con anchos muros de piedra recubierta de una ligera capa de moho derivada de la humedad y la temperatura que hace dentro. Estamos a unos 17 grados, una temperatura ideal para la conservación del vino.

Las barricas se acumulan en la Bodega Original
Las barricas se acumulan en la Bodega Original

Cientos de barricas de roble conservan, maduran y envejecen los vinos de Marqués de Riscal hasta que los enólogos consideran que cuentan con el sabor, el color y el cuerpo que buscaban al crearlos. Descansarán aquí hasta ser embotellados.

Pero, sin duda, lo más interesante de la visita a las Bodegas Marqués de Riscal está por venir.

"La Botellería" es la joya de la corona de la visita a las Bodegas Marqués de Riscal
«La Botellería» es la joya de la corona de las Bodegas Marqués de Riscal

Entramos en «La Botellería», en la que se encuentran unas 150 mil botellas de todas las añadas de Marqués de Riscal desde la elaboración de su primer vino en 1862 por parte de su fundador, Guillermo Hurtado de Amézaga, el Marqués de Riscal.

Se trata de un tesoro único en el mundo y que tiene un valor incalculable. Todos ellos reviven la Historia de Marqués de Riscal y sobrecogen a quien lo visita.

Miles de botellas de todas las añadas descansan en "La Botellería"
Miles de botellas de todas las añadas descansan en «La Botellería»

A nuestro inexperto juicio, sólo podría compararse con «El Cementerio de Botellas» de las Bodegas CVNE, en la cercana ciudad de Haro, que tuvimos la suerte de visitar hace muchos años.

Dónde alojarse cerca de las Bodegas Marqués de Riscal

Como te hemos comentado, existe la posibilidad de alojarse en el Hotel Marqués de Riscal, diseñado por Frank O. Gehry y que cuenta con todas las comodidades para pasar un finde vinícola a todo lujo.

Si prefieres alojarte en la vecina localidad de Elciego, una buena alternativa a precio razonable es Agroturismo Valdelana, muy cerca de las bodegas y del centro de Elciego.

También te dejamos un enlace de Booking.com con los alojamientos de Elciego para que elijas el que más te guste.

Otros lugares que visitar en la Rioja Alavesa

Si estás en esta zona, una visita al pequeño pueblo de Elciego, para tomar un vino en alguna de sus tabernas y pasear por su casco histórico de piedra es una buena idea. Y si llegas un buena hora, pasa por la panadería Barrihuelo, un espectáculo para los amantes del pan.

También te recomendamos que visites Logroño y su famosa calle Laurel, donde podrás probar sus vinos y sus tapas. Y recuerda ¡probar los champiñones del Bar Soriano!

Echa un vistazo a este Free Tour por Logroño que te permitirá disfrutar al máximo de la capital riojana.

Por último, puedes pasarte por el pequeño pueblo de Laguardia, con sus calles estrechas, sus muros de piedra y sus tabernas y restaurantes donde comer o tomar algo. La Posada Mayor de Migueloa y su bodega son una buena opción.

Este Tour guiado por Laguardia incluye una cata de vinos en una de las numerosas bodegas de este increíble pueblo de la Rioja Alavesa.

Tour por Laguardia + Visita a una bodega con cata

Esperamos que hayas disfrutado de la visita a las Bodegas Marqués de Riscal y que tengas una gran experiencia vinícola por la Rioja Alavesa.