Castilla La Mancha, España

Los molinos de viento de Campo de Criptana

Los Molinos de Viento de Campo de Criptana

Si alguna vez te has preguntado dónde se pueden ver los molinos de viento de Don Quijote, no te vayas muy lejos porque están en un pequeño pueblo de Ciudad Real. Conocido como «Tierra de Gigantes», vamos a visitar un icono de la Historia de Castilla La Mancha, vamos a ver los molinos de viento de Campo de Criptana.

Si quieres saber dónde están los molinos más famosos de España, cuántos quedan en la actualidad, cómo recorrer y visitar los molinos de Campo de Criptana, o cómo confunde Don Quijote a los molinos con gigantes, sigue con nosotros porque te lo vamos a contar (nosotros y D. Miguel de Cervantes).

Los Molinos de Viento de Campo de Criptana
Los Molinos de Viento de Campo de Criptana

¿Dónde están los molinos de viento de Don Quijote?

Los molinos de viento con los que luchó Don Quijote, están situados en la pequeña localidad manchega de Campo de Criptana, sobre el llamado «Cerro de la Paz». Este bonito pueblo se encuentra la provincia de Ciudad Real, a unos 160 kilómetros de Madrid. Si tienes pensado ir, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo ir de Madrid a Campo de Criptana.

Y para descubrir los Molinos de Viento de Campo de Criptana nos acompaña D. Miguel de Cervantes

«En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:

La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer, que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra».

Don Quijote de La Mancha

¿Cuántos Molinos de Viento quedan en Campo de Criptana?

El conjunto de Molinos de Viento de Campo de Criptana es el mayor de toda Castilla La Mancha y uno de los más reconocidos de España. En el año 1575, en tiempos de Felipe II, ya se indica que «hay en esta Sierra de Criptana, junto a la villa, muchos molinos de viento».

En el año 1752, según constaba en el censo del Catastro del Marqués de la Ensenada de 1752, se llegaron a ver 34 molinos de viento en Campo de Criptana.

Hoy en día se conservan 10 molinos, de los que 3 de ellos son originales del siglo XVI, mientras que los 7 restantes fueron construidos en torno al año 1900.

Una estampa muy manchega
Una estampa muy manchega

Todos los molinos de viento que actualmente pueden verse en Campo de Criptana llevan el nombre de la familia que los ocupaba. Los más antiguos, los conservados desde el siglo XVI, son Infanto, Burleta y Sardinero. Los molinos de viento construidos posteriormente son los llamados Lagarto, Culebro, Pilón, Cariari, Inca Garcilaso, Quimera y Poyatos.

Edificados en piedra y recubiertos de cal blanca, están coronados por una cubierta de madera en forma de cono, que puede girar para orientarse hacia donde sople el viento. En el exterior se encuentran sus cuatro enormes aspas de madera, sobre las que se desplegaban las telas gigantes que recogían el viento para hacerlas girar.

«¿Qué gigantes? —dijo Sancho Panza.

Aquellos que allí ves —respondió su amo—, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas.

Mire vuestra merced —respondió Sancho— que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.«

Don Quijote de La Mancha

¿Se pueden visitar los Molinos de Viento de Campo de Criptana?

Los Molinos de Viento de Campo de Criptana se pueden visitar pero, eso sí, siempre con una visita guiada y con cita previa.

Uno de los molinos de Campo de Criptana
Uno de los molinos de Campo de Criptana

La Oficina de Turismo está situada en el interior de uno de los molinos, el Molino Poyatos. Puedes ir directamente para comprar las entradas.

Aunque si no tienes cómo ir a Campo de Criptana o, simplemente, prefieres hacer una visita de un día a esta localidad manchega y acceder a uno de los molinos con una excursión organizada, puedes echar un vistazo a este Tour por Campo de Criptana con la entrada a uno de los molinos.

Tour por Campo de Criptana + Entrada a un molino

Actualmente las visitas se pueden realizar a los molinos Infanto y Burleta, en los que se puede ver la maquinaria original del siglo XVI. Desde luego estas visitas son las más interesantes.

Y, para los amantes del cuplé, también se puede visitar el Molino Culebro, conservado como Museo de Sara Montiel, nacida en Campo de Criptana.

Los Molinos de Viento de Campo de Criptana pueden ser visitados todos los días de 10 a 14 horas y de 16 a 19 horas (en verano se suelen ampliar). El precio de la entrada general es de 3 euros para visitar los molinos Infanto y Burleta.

«Bien parece —respondió don Quijote— que no estás cursado en esto de las aventuras: ellos son gigantes; y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

Y, diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante, sin atender a las voces que su escudero Sancho le daba, advirtiéndole que sin duda alguna eran molinos de viento, y no gigantes, aquellos que iba a acometer. Pero él iba tan puesto en que eran gigantes, que ni oíaI las voces de su escudero Sancho, ni echaba de ver, aunque estaba ya bien cerca, lo que eran, antes iba diciendo en voces altas:«

Don Quijote de La Mancha

¿Cómo son los Molinos de Viento por dentro?

No podemos olvidar que esta zona tenía una gran dependencia del cultivo de cereal y una escasez de agua importante. Los Molinos de Viento de Campo de Criptana sirvieron en su época para transformar el cereal en la más fina harina.

Para ello, construyeron los molinos con una estructura muy inteligente para la época. Todos los molinos de viento de Campo de Criptana fueron construidos con tres plantas.

El paisaje de la Sierra de los Molinos
El paisaje de la Sierra de los Molinos

Casi todo ocurría en la planta superior, donde se encontraba la maquinaria que permitía transformar el cereal en harina. Un eje de madera convertía el movimiento de las aspas exteriores, producido por el viento haciéndolas girar, en el movimiento circular de la llamada «rueda catalina».

Otra pieza de madera transformaba el movimiento circular del eje en un movimiento vertical que se transmitía a las enormes piedras que servían para moler el cereal.

Sin duda la parte más interesante de la visita al interior de cualquier molino.

«Non fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete.

Levantóse en esto un poco de viento, y las grandes aspas comenzaron a moverse, lo cual visto por don Quijote, dijo:

Pues aunque mováis más brazos que los del gigante Briareo, me lo habéis de pagar.»

Don Quijote de La Mancha

La segunda planta recogía el cereal molido en la planta superior y, mediante un tamiz, se utilizaba para separar la harina del salvado.

En el piso inferior, a pie de calle, se encontraba el almacén donde la harina era envasada y guardada para ser vendida o consumida.

Todos los pisos están comunicados por una escalera circular que va siempre pegada a la pared del molino.

«Y en diciendo esto, y encomendándose de todo corazón a su señora Dulcinea, pidiéndole que en tal trance le socorriese, bien cubierto de su rodela, con la lanza en el ristre, arremetió a todo el galope de Rocinante y embistió con el primero molino que estaba delante; y dándole una lanzada en el aspa, la volvió el viento con tanta furia, que hizo la lanza pedazos, llevándose tras sí al caballo y al caballero, que fue rodando muy maltrecho por el campo. Acudió Sancho Panza a socorrerle, a todo el correr de su asno, y cuando llegó halló que no se podía menear: tal fue el golpe que dio con él Rocinante.»

Don Quijote de La Mancha

¿Cómo funcionan los Molinos de Viento de Campo de Criptana?

Doce vientos soplan a lo largo del año en la zona de Campo de Criptana, y lo hacen desde múltiples direcciones.

Barrenero, Matacabras, los Solanos Alto, Hondo y Fijo, los Ábregos Hondo, Fijo y Alto, Mediodía, Toledano, Moriscote o Cierzo son los nombres populares de estos vientos que, una vez, hicieron girar las aspas de estos molinos.

Los Molinos de Viento de Campo de Criptana, fueron diseñados para poder recoger las ráfagas de viento, soplara por donde soplara. Y lo hacen porque el tejado cónico es giratorio, para así poder orientar las aspas hacia la dirección en la que soplaba el viento.

Un enorme listón de madera que puede verse en el exterior de los molinos, llamado «palo de gobierno», permitía (con la ayuda de algún animal) hacer girar el tejado y las aspas para orientarlas.

Un molino de viento con su "palo de gobierno" detrás
Un molino de viento con su «palo de gobierno» al fondo

«¡Válame Dios! —dijo Sancho—. ¿No le dije yo a vuestra merced que mirase bien lo que hacía, que no eran sino molinos de viento, y no lo podía ignorar sino quien llevase otros tales en la cabeza?

Calla, amigo Sancho —respondió don Quijote—, que las cosas de la guerra más que otras están sujetas a continua mudanza; cuanto más, que yo pienso, y es así verdad, que aquel sabio Frestón que me robó el aposento y los libros ha vuelto estos gigantes en molinos, por quitarme la gloria de su vencimiento: tal es la enemistad que me tiene; mas al cabo al cabo han de poder poco sus malas artes contra la bondad de mi espada.

Dios lo haga como puede —respondió Sancho Panza.«

Don Quijote de La Mancha

¿Dónde alojarse en Campo de Criptana?

Visitar los Molinos de Viento de Campo de Criptana es posible en un día si te acercas desde Madrid o alguna localidad cercana. Pero, si te apetece, también puedes pasar un buen fin de semana y así aprovechas para visitar las cercanas Almagro, Alcázar de San Juan, las Tablas de Daimiel o Villanueva de los Infantes.

Si prefieres ir un finde, te recomendamos que te alojes en el mismo pueblo o en las proximidades.

Dentro del mismo Campo de Criptana se encuentra la Casa Rural Abuelo Teo, que cuenta con habitaciones con terraza muy chulas y bien ubicadas, o el Hostal Ego´s, algo más barato pero con muy buena relación calidad precio.

En Alcázar de San Juan, a sólo 8 kilómetros de Campo de Criptana, tienes alojamientos algo mejores como La Casa del Médico Boutique Hotel, con habitaciones increíbles, con terraza y con piscina exterior, o el Intur Alcázar de San Juan, con piscina interior y una terraza al aire libre estupenda para cenar o tomar algo.

De todas formas, te dejamos un enlace de Booking.com con los mejores hoteles de Campo de Criptana y otro con los de Alcázar de San Juan.

Otras actividades en Ciudad Real

Si ya has terminado de ver los Molinos de Viento de Campo de Criptana, te recomendamos que descubras otras preciosas localidades manchegas que Ciudad Real puede ofrecerte. Desde la teatral Almagro a la monumental Villanueva de los Infantes, pasando por la maravilla natural de las Tablas de Daimiel.

Estas son algunas de las experiencias más recomendadas de Ciudad Real:

Visita guiada por Almagro