Europa, Islandia

Sur de Islandia

Skógafoss

Exploramos el Sur de Islandia, una de las zonas más especiales de nuestro viaje. Impresionantes cataratas, playas de arena negra, acantilados de vértigo, fantasmagóricas rocas que emergen del mar o simpáticos frailecillos nos acompañan durante el viaje.

Tras realizar la Ruta del Círculo Dorado, continuamos por la Ring Road hacia el extremo sur de Islandia, entre las ciudades de Hella y Vík í Myrdal. Sólo 93 Km separan estas dos poblaciones y, sin embargo, es una de las zonas más especiales de las que recorremos en nuestra Ruta por Islandia en 12 días.

Hay muchos lugares que visitar en el sur de Islandia que te dejarán helado, tanto por sus paisajes de película como por su incalculable valor natural.

Dónde alojarse para recorrer el Sur de Islandia

El sur de Islandia es bastante grande, por lo que algún punto cerca de la ciudad de Hella puede ser un buen punto de partida para recorrer esta parte de la isla.

Nosotros nos alojamos en el Brú Guesthouse, cerca de la localidad de Hvolsvöllur. Son cabañitas individuales, bastante chulas y bien equipadas, en medio de un campo. El precio fue de 185 € por noche la habitación triple.

Se encuentra muy cerca de las cataratas de Seljalandsfoss y Gljufrafoss.

De todas formas, te dejamos un enlace de Booking.com con los mejores Hoteles de Hella para que puedas elegir el que más te guste.

Qué ver en el sur de Islandia con excursiones organizadas

Dado que Reikjavik se encuentra en el sur de Islandia, la cercanía con algunos de los lugares maravillosos que visitamos es patente.

Por ello, desde Reikjavik salen muchas excursiones interesantes para que no tengas que preocuparte de los desplazamientos ni de los tiempos. Se trata, sin duda, de la opción más cómoda.

Estas son las excursiones mejor valoradas por los viajeros por el sur de Islandia:

Costa sur y cascadas de Islandia

Qué ver en el Sur de Islandia por libre

Nuestra primera parada nos lleva a dos cataratas muy divertidas y muy fáciles de visitar: Seljalandsfoss y Gljúfrafoss. Para saber más sobre ellas te recomendamos que leas nuestro artículo sobre las mejores cataratas de Islandia.

Seljalandsfoss

Se trata de una de las cataratas más fáciles de visitar y a la vez más divertidas del Sur de Islandia, sobre todo si vas con niños. El motivo es que ¡puedes pasar por detrás de la cascada!

Sin duda se trata de una de las mejores cataratas de la isla y uno de los mejores lugares que visitar en el sur de Islandia.

Seljalandsfoss es consecuencia del fluir del río Seljalands, cuyo nacimiento se encuentra en el glaciar Eyjafjallajökull, y desciende a través de una altura de 60 metros en una preciosa «cola de caballo» hasta llegar a una pequeña laguna para continuar su curso tierras abajo.

Seljalandsfoss en el Sur de Islandia
Seljalandsfoss

Como te decía, lo más curioso de esta cascada es que puedes pasar por detrás del agua a través de una erosión en la desgastada roca, por lo que si vas con niños les encantará.

Seljalandsfoss se encuentra a 128 kilómetros de Reikjavik y a 34 kilómetros de Hella, en el sur de la isla.

El acceso es muy sencillo ya que está muy cerca de la Ring Road a través de la carretera 249 y hay un parking a pocos metros de la cascada. Ojo, éste parking es de pago. Te recomiendo que leas mis Consejos para viajar a Islandia para conocer, entre otras cosas, cómo y dónde aparcar en Islandia.

Existe un primer tramo de escaleras para subir la roca en la que se encuentra la cascada y en el que seguro que te mojas bastante, por lo que tendrás que ir preparado. Una vez en la roca pasarás por detrás del agua y saldrás por el otro lado, donde tendrás que subir unas pequeñas rocas para volver a un camino de descenso. Eso sí, ten cuidado con los posibles resbalones.

Gljúfrafoss

A sólo 700 metros de Seljalandsfoss se encuentra esta pequeña cascada que te llamará la atención y que, para mí, fue una de las más divertidas del Sur de Islandia también.

En islandés, Gljúfrafoss significa «aquel que viven en el cañón», y cuando te acerques entenderás en porqué. El motivo es que la cascada está oculta en un pequeño desfiladero y casi no se puede ver desde el exterior.

Gljufrafoss en el Sur de Islandia
Gljúfrafoss escondida en el cañón

Esta curiosidad es lo que la hace tan divertida, ya que tienes que caminar literalmente por el pequeño río que genera la cascada y lo tienes que hacer sobre las rocas que hay en su curso, por lo que prepárate para mojarte las botas si no tienes un buen equilibrio. Una vez dentro del cañón, encontrarás una gran roca a la que puedes subirte para captar el momento y escucharás toda la «grandeza» de esta pequeña catarata.

Mójate en Gljúfrafoss
Mójate en Gljúfrafoss

El camino de acceso desde Seljalandsfoss está perfectamente habilitado para que pueda ir andando cualquier persona y es totalmente plano. Únicamente tienes que tener en cuenta que hay que acceder al cañón y se hace a través del propio río (que es pequeño y no cubre, no te asustes). El único peligro es mojarte, así que no te preocupes.

Y si crees que ya te has mojado lo suficiente, prepárate para continuar el viaje hacia a una de las cataratas más bonitas de Islandia y una de las más espectaculares: la catarata de Skógafoss.

Skógafoss. La joya del Sur de Islandia

Localizada en el Sur de Islandia, con 25 metros de ancho y una caída de 60 metros, Skógafoss es una de las cataratas más grandes del país y, gracias a su entorno, es una de las más bonitas que vimos en el viaje. Es consecuencia del transcurso del río Skógá y puede que la reconozcas porque la hayas visto en las series Juego de Tronos o Vikingos.

Skógafoss en el Sur de Islandia
La impresionante Catarata Skógafoss

La catarata se puede ver desde la parte baja del río y es una vista preciosa. Sin embargo, te recomiendo que subas las escaleras que salen a la derecha de la catarata para subir hasta la parte superior y poder ver la catarata desde arriba. La vista es impresionante.

Una vez arriba (y recuperado el resuello), te recomiendo que continúes por un sendero que sigue el curso del río Skógá en el que podrás ver otros saltos de agua y que se llama Fimmvorduhals. Después del esfuerzo de subir, el recorrido merece la pena, así que no seas perezoso y a caminar. Nosotros hicimos unos 2,6 Km en esta ruta.

Skógafoss se encuentra pegado a la Ring Road por lo que su acceso es muy sencillo y hay un parking muy cerca de la catarata. La ciudad más cercana es Vik i Mýrdal que se encuentra a 34 kilómetros, pero la vista se suele hacer conjuntamente con Seljalandsfoss y Gljúfrafoss que se localizan tan sólo a 30 kilómetros.

Las escaleras para subir a la catarata son exigentes pero cualquier persona con una forma física normal puede subirlas. Y si te cuesta, te paras y que pase el siguiente.

Una vez arriba el camino Fimmvorduhals está perfectamente señalizado por lo que no tiene pérdida.

Si no quieres perderte ninguna de las espectaculares cataratas de Islandia, te recomiendo que leas el post sobre las mejores Cataratas de Islandia.

Nos dirigimos hacia el este por la N1 con destino a uno de los miradores naturales más bonitos de Islandia: Dyrhólaey.

Seguro de Viaje para Islandia

Antes de salir de casa es importante contratar un buen seguro de viaje, con el que puedas viajar tranquilo y que esté adaptado a las necesidades que vayas a tener en cada destino.

Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo pero, por si acaso, nosotros siempre viajamos tranquilos con Seguros IATI.

Queremos darte las gracias por leer nuestro post y contratando aquí tu seguro con IATI ¡tendrás un 5% de descuento!

IATI Mochilero

Península de Dyrhólaey

Nos encontramos en una pequeña península del Sur de Islandia, desde la que tendremos (si el día acompaña) unas impresionantes vistas de las playas de arena negra de Vik, de los acantilados de Reynisfjall, de las agujas de Reynisdrangar y del maravilloso arco de Dyrhólaey.

Arco de Dyrhólaey
Arco de Dyrhólaey

Pero sin duda uno de los reclamos de esta pequeña porción de tierra, y el motivo por el que es tan visitada, es que en ella se encuentra una de las mayores colonias de frailecillos de Islandia. Verás frailecillos de peluche por toda Islandia ya que se ha convertido en un icono de la isla por su característico pico de colores.

Su valor natural es incalculable y eso convierte a esta pequeña península en uno de los mejores lugares que visitar en el Sur de Islandia.

Frailecillos en Dyrholaey
Frailecillos en Dyrhólaey

Esta zona es una reserva natural protegida cuya entrada está prohibida entre mayo y junio ya que es en esta época en la que estos bonitos pajaritos entran en su período de reproducción.

Desde el extremo de Dyrhólaey, muy cerca del faro construido en los primeros años del siglo pasado, podemos ver un arco de roca que emerge del mar y que, en días de niebla, tiene una silueta fantasmagórica.

Interminables playas de arena negra bañadas por las furiosas aguas del océano hacia el oeste, y la espectacular vista de la playa de Reynisfjara al este serán las imágenes que recordemos cuando debamos abandonar este precioso lugar.

Playa de Reynisfjara

Muy cerca de Vik se encuentra una de las playas más espectaculares y fotografiadas de Islandia, la playa de Reynisfjara. Sus negros cantos rodados batidos por el fuerte oleaje, y su arena negra interminable, hacen de ella una de las postales de nuestro viaje.

La Playa de Reynisfjara podría ser el lugar más bonito que visitar en el Sur de Islandia.

Playa de Reynisfjara en el Sur de Islandia
Playa de Reynisfjara

Existe un parking muy cerca de la playa por lo que no tendrás problema a la hora de acceder a ella.

Por cierto, este tipo de fotos las hacemos con un trípode y unos filtros de densidad neutra. Así puedes hacer fotos de larga exposición a la luz del día. Nosotros utilizamos este trípode de K&F Concept que es bastante estable y, sobre todo, muy ligero para viajar. Respecto a los filtros de densidad neutra, también utilizamos este pack de K&F Concept que tiene todas las densidades que puedes necesitar.

Desde ella podemos ver la grandeza de los acantilados de Reynisfjall, que descienden hacia la playa para acabar formando uno de los fenómenos geológicos y volcánicos más espectaculares: las maravillosas columnas basálticas de Gardar.

Columnas basálticas de Gardar en el Sur de Islandia
Las columnas basálticas de Gardar con las agujas de Reynisdrangar al fondo

Estas columnas de basalto han sido formadas por el lento enfriamiento de la lava volcánica en su encuentro con el mar. Cuando se enfría, el basalto se solidifica y va reduciendo su tamaño hasta que la roca acaba por quebrarse generando estas curiosas columnas. Cuanto más tiempo tarde la lava en enfriarse, más larga será la columna.

Se trata de un fenómeno geológico casi único en el mundo, sólo igualado por la Calzada de los Gigantes en Irlanda del Norte.

Las Columnas Basálticas de Gardar. Casi únicas en el mundo.
Las Columnas Basálticas de Gardar. Casi únicas en el mundo.

Pero esto no es todo lo que la playa de Reynisfjara puede ofrecernos. Dos enormes rocas emergiendo del mar habrán llamado tu atención cuando te acercabas por la playa, son las agujas de Reynisdrangar.

Con 43 metros de altura y permanentemente batidas por el intenso oleaje, estas rocas han resistido la erosión y, por ello, han ido emergiendo sobre el nivel del mar. La leyenda dice que se trata de cuerpos de Trolls que, tratando de capturar un barco, fueron sorprendidos por el sol convirtiéndose así en piedra. Yo me quedo con la teoría de la erosión, pero allá cada cual…

Por cierto, si tenías pensando darte un baño en la playa no te lo aconsejo. En primer lugar porque el baño está prohibido, en segundo lugar porque el agua tiene una temperatura tan baja que se hace imposible bañarte, y en tercer lugar porque las corrientes son tan fuertes que podrías tener un problema serio. En nuestra visita el oleaje arrastró a dos personas que se confiaron haciendo fotografías y el susto no se lo quitó nadie.

Vík í Myrdal

Con cerca de 300 habitantes, lo cierto es que la ciudad de Vik no tiene mucho que ver. Sin embargo te recomiendo que subas a la parte más elevada de la ciudad desde donde tendrás una vista privilegiada de las playas negras de Vik y de las agujas de Reynisdrangar desde otra perspectiva.

Busca una pequeña iglesia luterana llamada Vikurkirka, que no es bonita pero sí coqueta, y continúa subiendo hasta una explanada.

Iglesia de Vík í Myrdal en el Sur de Islandia
Iglesia de Vikurkirka en Vík í Myrdal

Desde la ciudad salen excursiones a caballo para recorrer las playas y también se puede ver el «Icelandic Lava Show», un espectáculo con lava real para hacerse una idea más cercana de las erupciones volcánicas.

Estas son las excursiones mejor valoradas por los viajeros desde Vik:

Actividades al aire libre desde Vik

Islandia es un país perfecto para realizar espectaculares actividades al aire libre. Sin embargo, es importante que se realicen con empresas de prestigio que te garanticen que todo va a salir bien.

Hemos seleccionado algunas de estas actividades al aire que se pueden realizar desde Vik para que puedas disfrutar de la increíble naturaleza de la isla.

Manawa y Los Viajes de Lewar. Experiencias al aire libre

Esperamos que disfrutes de todas las actividades que te ofrece el sur de Islandia, una de las zonas más bonitas de la isla. Y si necesitas cualquier información adicional ¡escríbenos en nuestros comentarios!