Europa, Islandia

Las mejores Cataratas de Islandia

Kirkjufellsfoss

La exhuberancia natural de Islandia se ve perfectamente reflejada en una de sus grandes maravillas. Sus centenares de cataratas y saltos de agua salpican todo el país, siendo algunas de ellas únicas en Europa y en el Mundo. En este artículo te decimos cuáles son las mejores cataratas de Islandia.

En nuestra Ruta por Islandia en 12 días tienes toda la información práctica para realizar una ruta muy completa por toda la isla. Estos días fueron suficientes para visitar todas las cataratas que te detallamos además de otras maravillas. 

En este artículo hacemos una visita detallada a las que consideramos son las mejores cataratas de Islandia a lo largo y ancho de la isla, comenzando desde Reikjavik y viajando por la Ring Road en contra de las agujas del reloj. En él podremos descubrir qué hace a cada una especial y diferente en función de la altura desde la que se precipita, su caudal habitual o el entorno en el que se encuentra. También incluimos un detalle de su ubicación y, sobre todo,  de su facilidad de acceso por si viajas con niños.

Por cierto, antes de empezar debes saber que el sufijo «foss» significa catarata, por lo que allá donde lo veas sabrás que acabarás en una catarata.

Gullfoss

Se trata de una de las mejores cataratas de Islandia y te dejará boquiabierto a tu llegada. Forma parte del recorrido del río Hvitá, que nace en el glaciar Langjökull y en este punto fluye a través del gran cañón Gullfossgjúfur, cuyas paredes superan los 70 metros de altura en la zona más cercana a la catarata.

Su nombre significa «Catarata Dorada» en islandés y, aunque hay varias teorías acerca del origen de su nombre, nosotros nos quedamos con la que hace referencia a los impresionantes arco iris que crea el vapor de agua que desprende la catarata cuando es atravesado por la luz solar.

Gulfoss. Una de las mejores cataratas de Islandia
El precioso Arco Iris formado en la catarata Gulfoss

Una de las características que más impresiona es su caudal y, por lo tanto, la potencia con la que cae y el ruido ensordecedor que genera. En verano se precipitan de media 140 metros cúbicos de agua por segundo y la máxima medición histórica ha llegado casi a los 2.000 metros cúbicos por segundo (¡esto son 2 millones de litros por segundo!)

Aunque la diferencia de altura entre el curso superior del río y el inferior es de 32 metros, actualmente Gullfoss cuenta con dos saltos de agua diferenciados: un primer salto con una caída de 11 metros y un segundo salto con una altura de 21 metros. El caprichoso subsuelo islandés ha querido que la dureza de los estratos por los que discurre sean diferentes, por lo que la erosión de la base del río ha sido distinta en ambas zonas, siendo éste el motivo de que se produzcan dos saltos de agua.

Ruta del Círculo de Oro

Historia de Gulfoss

Para los que les guste la Historia de los lugares que visita, Gullfoss tiene la suya y es truculenta. Entre otras cosas es uno de los motivos para considerarla una de las mejores cataratas de Islandia.

En 1907 un empresario inglés se propuso construir una planta hidroeléctrica en el lugar que ocupa la cascada para así aprovechar la potencia generada por la caída del agua. En ese momento, las tierras en las que se encuentra Gullfoss eran propiedad de Tómas Tómasson, un granjero local, que rechazó inmediatamente la oferta de compra.

Sin embargo, continuó alquilando los terrenos al empresario, sin saber que el empresario mantendría con sus planes.

Fue la hija del granjero, Sígridur Tómasdótti, la que trató de anular dicho contrato. Para ello tuvo que viajar caminando en varias ocasiones hasta Reikjavik (son más de 100 Kilómetros) para visitar la Corte, y el caso se complicó tanto que incluso llegó a amenazar con tirarse a la cascada si comenzaba alguna construcción.

Sin embargo, su constancia y tenacidad hicieron que en 1929 el empresario rescindiera su contrato de arrendamiento y cejara en su empeño de construir la central hidroeléctrica, recuperando así el total dominio de los terrenos.

Hoy en día, Sígridur es reconocida como la primera ecologista de Islandia y su contribución quedó grabada en una piedra en la parte superior de Gullfoss.

Acceso

Se trata de la catarata más cercana a Reikjavik ya que apenas la separan 116 kilómetros de ésta. Se encuentra dentro de la Ruta del Círculo Dorado y es una de las más visitadas del país por lo que, al igual que el resto de lugares a visitar dentro de éste, os recomendamos visitarla entre semana o en épocas de menos afluencia turística.

El acceso es muy sencillo y cuenta con dos parking gratuitos, uno en la parte superior y otro en la parte inferior. Ambos están unidos por unas escaleras, por lo que no te preocupes por elegir dónde aparcar porque podrás disfrutar de las vistas en ambos lugares.

La parte inferior cuenta con un pequeño camino que te acerca a las cascada hasta que estás a muy pocos metros de ella por lo que puedes sentir toda su fuerza. Y, por cierto, durante el camino ¡prepárate para mojarte!

Seguro de Viaje para Islandia

Antes de salir de casa es importante contratar un buen seguro de viaje, con el que puedas viajar tranquilo y que esté adaptado a las necesidades que vayas a tener en cada destino.

Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo pero, por si acaso, nosotros siempre viajamos tranquilos con Seguros IATI.

Queremos darte las gracias por leer nuestro post y contratando aquí tu seguro con IATI ¡tendrás un 5% de descuento!

IATI Mochilero

Seljalandsfoss

Se trata de una de las cataratas más fáciles de visitar y a la vez más divertidas, sobre todo si vas con niños. El motivo es que ¡puedes pasar por detrás de la cascada!

Seljalandsfoss es consecuencia del fluir del río Seljalands, cuyo nacimiento se encuentra en el glaciar Eyjafjallajökull, y desciende a través de una altura de 60 metros en una preciosa «cola de caballo» hasta llegar a una pequeña laguna para continuar su curso tierras abajo.

Seljalandsfoss
Seljalandsfoss

Como te decíamos, lo más curioso de esta cascada es que puedes pasar por detrás del agua a través de una erosión en la desgastada roca, por lo que si vas con niños les encantará. Sin duda es una de las mejores cataratas de Islandia.

Acceso

Seljalandsfoss se encuentra a 128 kilómetros de Reikjavik y a 34 kilómetros de Hella, en el sur de la isla.

El acceso es muy sencillo ya que está muy cerca de la Ring Road a través de la carretera 249 y hay un parking a pocos metros de la cascada. Ojo, éste parking es de pago. Te recomiendo que leas nuestros Consejos para viajar a Islandia para conocer, entre otras cosas, cómo y dónde aparcar en Islandia.

Existe un primer tramo de escaleras para subir la roca en la que se encuentra la cascada y en el que seguro que te mojas bastante, por lo que tendrás que ir preparado. Una vez en la roca pasarás por detrás del agua y saldrás por el otro lado, que te obligará a subir unas pequeñas rocas para volver a un camino de descenso. Eso sí, ten cuidado con los posibles resbalones.

Glrjúfrafoss

A sólo 700 metros de Seljalandsfoss se encuentra esta pequeña cascada que te llamará la atención y que, para mí, fue una de las más divertidas también.

En islandés, Gljúfrafoss significa «aquel que viven en el cañón», y cuando te acerques entenderás en porqué. El motivo es que la cascada está oculta en un pequeño desfiladero y casi no se puede ver desde el exterior.

Gljúfrafoss. Una de las mejores cataratas de Islandia
Gljúfrafoss escondida dentro del cañón

Esta curiosidad es lo que la hace tan divertida, ya que tienes que caminar literalmente por el pequeño río que genera la cascada y lo tienes que hacer sobre las rocas que hay en su curso, por lo que prepárate para mojarte las botas si no tienes un buen equilibrio. Una vez dentro del cañón, encontrarás una gran roca a la que puedes subirte para captar el momento y escucharás toda la «grandeza» de esta pequeña catarata.

Aunque se trata de una catarata más pequeña que otras, su ubicación y su acceso hacen que sea una de las mejores cataratas de Islandia.

Mójate en Gljúfrafoss
Mójate en Gljúfrafoss

Acceso

El camino de acceso desde Seljalandsfoss está perfectamente habilitado para que pueda ir andando cualquier persona y es totalmente plano. Únicamente tienes que tener en cuenta que hay que acceder al cañón y se hace a través del propio río (que es pequeño y no cubre, no te asustes). El único peligro es mojarte, así que no te preocupes.

Cascadas Seljalandsfoss y Skógafoss + Glaciar Sólheimajökull

Skógafoss

Y llegamos a una de las cataratas más bonitas del Sur de Islandia y una de las más espectaculares: Skogafoss.

Con 25 metros de ancho y una caída de 60 metros, Skógafoss es una de las cataratas más grandes del país y, gracias a su entorno, es una de las más bonitas que vimos en el viaje. Es consecuencia del transcurso del río Skógá y puede que la reconozcas porque la hayas visto en las series Juego de Tronos o Vikingos.

Skógafoss. Una de las mejores cataratas de Islandia
La impresionante Skógafoss

La catarata se puede ver desde la parte baja del río y es una vista preciosa. Sin embargo, te recomiendo que subas las escaleras que salen a la derecha de la catarata para subir hasta la parte superior y poder ver la catarata desde arriba. La vista es impresionante.

Una vez arriba (y recuperado el resuello), te recomiendo que continúes por un sendero que sigue el curso del río Skógá en el que podrás ver otros saltos de agua y que se llama Fimmvorduhals. Después del esfuerzo de subir, el recorrido merece la pena, así que no seas perezoso y a caminar. Nosotros hicimos unos 2,6 Km en esta ruta.

Gracias a todo lo que te hemos contado la hemos seleccionado como una de las mejores cataratas de Islandia. Para planificar tu vista te recomendamos que leas nuestro artículo sobre el Sur de Islandia.

Acceso

Skógafoss se encuentra pegado a la Ring Road por lo que su acceso es muy sencillo y hay un parking muy cerca de la catarata. La ciudad más cercana es Vik i Mýrdal que se encuentra a 34 kilómetros, pero la vista se suele hacer conjuntamente con Seljalandsfoss y Gljúfrafoss que se localizan tan sólo a 30 kilómetros.

Las escaleras para subir a la catarata son exigentes pero cualquier persona con una forma física normal puede subirlas. Y si te cuesta, te paras y que pase el siguiente.

Una vez arriba el camino Fimmvorduhals está perfectamente señalizado por lo que no tiene pérdida.

Svartifoss

Llegamos a Svartifoss, que en islandés significa «cascada negra», la cual está situada en Skaftafell dentro del Parque Nacional Vatnajökul, y es una de las más populares y visitadas de Islandia. Sin duda es tan visitada porque es una de las mejores cataratas de Islandia.

Svartifos con sus columnas basálticas
Svartifoss con sus columnas basálticas

Como decimos, a pesar de que la cascada tiene sólo unos 20 metros de caída, se trata de una de las más especiales de toda Islandia. Ello es debido a las columnas basálticas negras que rodean la cascada, que tienen origen volcánico y que, en nuestra opinión, le dan un aspecto único en el mundo.

Se trata de columnas hexagonales perfectamente definidas que se formaron por el enfriamiento de la lava volcánica y que hacen que parezca que la cascada está suspendida en el aire. Al enfriarse la lava, el basalto se solidifica reduciendo su tamaño de tal forma que acaba por quebrarse generando columnas, normalmente verticales, con diferentes formas geométricas. El tamaño de cada columna viene determinada por el tiempo que tardó la lava en enfriarse, por lo que las más largas serán las que tuvieron un proceso de enfriamiento más lento.

Algunas de las construcciones islandesas más reconocidas se inspiraron en estas columnas para su diseño, como la iglesia Hallgrímskirkja de Reikjavik.

Svartifoss está en el curso del río Stórilaekur, el cual nace en el glaciar Vatnajökull y desemboca en el río Skaftafellsa. Te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo sobre el Parque Nacional Vatnajökull para tener toda la información sobre esta maravillosa región.

Acceso

El acceso se encuentra cerca de la Ring Road a través de la carretera 998 donde encontrarás el parking que da acceso al Parque Nacional. Se trata de un parking de pago que puedes realizar a través de la web del parque o en las máquinas de la entrada.

Una vez allí, deberás recorrer los 2,1 Km que separan el parking de la catarata, a través de un camino perfectamente definido y accesible para cualquier persona. El camino hacia la cascada es ascendente en casi todo su recorrido, teniendo que cubrir un desnivel de 140 metros en 1,5 Km. La parte positiva es que la vuelta se hace casi todo en bajada claro, siendo la ruta en total unos 4,2 Km.

Cuando llegues a un puente de madera que cruza el río verás que hay dos caminos, uno que baja hacia la cascada y otro que cruza el puente y comienza a subir de nuevo. Si sólo quieres ir a la cascada tendrás que coger el camino de la derecha y no el del puente ya que, si te despistas, harás una buena caminata extra.

Hengifoss y Litlanesfoss

Ambas cascadas se encuentran en el Este de Islandia, cerca de la ciudad de Egilsstadir y, en la misma ruta, podemos disfrutar de las dos cataratas que incluyen una bonita ruta de senderismo. Se originan en el curso del río Hengifossá que vierte sus aguas en el lago Lagarfljot.

Desde el parking la ruta de grava nos lleva casi todo su recorrido en ascenso, atravesando algunos campos durante el recorrido.

En 1,5 Km llegamos a nuestra primera parada, la catarata de Litlanesfoss que, no siendo tan espectacular como Svartifoss, también se erige entre columnas basálticas. El viento es tan fuerte que casi no nos deja tenernos en pie e incluso resulta peligroso, así que ten cuidado con los bordes del cañón.

Litlanesfoss
Litlanesfoss descendiendo por el cañón

Seguimos el camino durante 1,3 Km más y llegamos a la base de Hengifoss, la segunda catarata más alta de Islandia con 128 metros de caída. El viento no nos permite acercarnos mucho pero tenemos una visión suficiente de la catarata para hacernos una idea de su grandeza. La pared que rodea la cascada cuenta con diferentes colores en función de las diferentes erupciones que tuvieron lugar en la zona.

Hengifoss
En ruta hacia Hengifoss

Acceso

Las cataratas se localizan en el Este de la isla, a unos 35 Km de la ciudad de Egilsstadir. Cuenta con un parking al inicio del camino que está perfectamente señalizado y que no te costará encontrar.

En total la ruta recorre 5,6 Km entre ida y vuelta y es lineal, es decir, se sube y se baja por el mismo camino y se tardan unas 2 horas en recorrerlos.

Dettifoss y Selfoss

Hacemos una parada en dos maravillas de la naturaleza, las cascadas Dettifoss y Selfoss. Ambas cascadas se sitúan en el Noreste de Islandia y también se pueden visitar a la vez dado que ambas están separadas por 1 Km aproximadamente.

Dettifoss
Dettifoss. La segunda cascada más potente de Europa

El curso del río Jökulsa á Fjöllum, que tiene su nacimiento en el glaciar Vatnajökul, da origen a ambas cataratas, siendo la primera caída la de Selfoss y la segunda la de Dettifoss, precipitándose ambas sobre el cañón Jökulsárgljúfur.

Dettifoss es una impresionante catarata de 44 metros de altura y unos 100 metros de ancho que, dado el volúmen de agua que precipita, está considerada la segunda catarata más potente de Europa tras las del Rhin. Actualmente tiene un volúmen medio de 193 metros cúbicos por segundo.

Sin ninguna duda es una de las mejores cataratas de Islandia gracias a su impresionante caudal y la cercanía con la que podemos verla.

Dettifoss. Una de las mejores cataratas de Islandia
La impresionante caída de agua en Dettifoss

Por su parte Selfoss se encuentra a apenas 1 Km de distancia de Dettifoss , y podrás acceder caminando por un sendero que sigue el curso del río. Se trata de una cascada de unos 11 metros de caída pero llama la atención por la cantidad de pequeñas cascadas que hay rodeando la principal.

Acceso

Para acceder a ambas cascadas debes seguir las indicaciones de Dettifoss. Ésta cuenta con dos accesos, uno al este de la cascada o otro al oeste. Aunque puedes acceder a ambos y las vistas son diferentes, quizá sea mejor elegir el lado oeste para la visita. 

Para llegar al acceso oeste de Dettifoss, debes tomar la carretera 862 por la que seguramente puedas acceder en cualquier época del año. Por su parte, el camino de acceso es de grava pero está perfectamente señalizado y no tiene peligro alguno.

Si eliges el acceso este debes saber que la carretera a tomar es la 864. Ésta vía es de grava y con toda probabilidad sólo puedas atravesarla en verano, teniendo en cuenta además que para llegar a la cascada es muy probable que tengas que atravesar algún río causado por el deshielo. El camino está señalizado pero acercarse a la cascada puede ser mucho más peligroso, sobre todo si hay ráfagas de viento.

Si finalmente te decides por el acceso oeste, podrás observar toda la magnificencia de la cascada sin ningún peligro y, tras un pequeño paseo de 1 Km, podrás acceder a Selfoss a través de un sendero sin ninguna dificultad.

Excursión a Dettifoss y Lago Mývatn

Godafoss

Llegó el momento de ver una de las cascadas más impresionantes de Islandia, la llamada Godafoss o «catarata de los Dioses». Sin duda también una de las mejores cataratas de Islandia.

La cascada tiene su origen en al río Skjálfandafljót y el agua se precipita desde una altura de 12 metros y tiene un ancho máximo de 30 metros.

Godafoss
Godafoss, la cascada de los dioses de Islandia

No se trata de la catarata más alta ni la más caudalosa, pero tiene algo que la hace especial, por lo que si vas a hacer la ruta completa por toda la isla no puedes perdértela.

Historia de Godafoss

El origen del nombre de Godafoss está bastante discutido. Existe un mito creado en 1879 según el cual cuando Islandia declaró el Cristianismo como su religión oficial en el año 999, el responsable de dicha conversión, Porgeir Ljósvetningagodi, arrojó sus antiguos dioses paganos a la catarata que hoy se conoce como «catarata de los dioses».

Acceso

La catarata se encuentra muy cerca de Akureyri, la segunda ciudad más importante de Islandia y considerada como la capital del Norte

Cuenta con dos accesos y, en este caso, puedes incluir ambos en tu ruta ya que cada uno te ofrecerá una panorámica diferente de la cascada. Ambos accesos cuentan con un parking y se encuentran muy cerca de la Ring Road.

Si accedes a través del este podrás disfrutar de Godafoss desde arriba en una panorámica que no olvidarás o, lo que lo hace más especial, podrás bajar al cauce del río desde donde tendrásn una vista privilegiada de la catarata. El camino de bajada es muy corto y, aunque tiene algunas rocas, es accesible fácilmente.

Si accedes a través del oeste tendrás una panorámica más cercana a la catarata que desde el lado este, si bien no tiene ningún acceso al río.

En verlo por ambos márgenes se tardan una 2 horas, pero si tienes que elegir yo te recomiendo el lado este.

Excursión a la cascada Godafoss

Kirkjufellsfoss

Kirkjufellsfoss es una de nuestras cascadas favoritas y una de las estampas más fotografiadas de Islanda. La panorámica incluye la cascada Kirkjufellsfoss y la montaña Kirkjufells al fondo, que se hizo famosa a raíz de salir en la serie Juego de Tronos.

Kirkjufellsfoss. Una de las mejores cataratas de Islandia
Kirkjufellsfoss, una de las cascadas más fotografiadas de Islandia

La cascada como tal no es espectacular, pero el entorno la hace muy especial y si decides hacer la ruta completa por la isla no puedes perdértela. Sin duda una de las mejores cataratas de Islandia.

Acceso

Kirkjufellsfoss se encuentra al noroeste de Islandia, en la preciosa península de Snaefellsness. Existe un parking de pago justo al lado de la cascada, y únicamente hay que recorrer unos 150 metros hasta ella.

Se puede ver la cascada desde arriba o acceder a la base a través de un pequeño sendero. Ten mucho cuidado con las piedras que se pueden desprender de la roca, pues yo estuve a punto de sufrir un percance.

Excursiones organizadas a las mejores cataratas de Islandia

Si prefieres la opción de realizar excursiones concretas a algunas de las mejores cataratas de Islandia, éstas son las mejor valoradas por los viajeros:

Y para hacer buenas fotos en Islandia…

Que no se te olvide…

Llevar una buena cámara de fotos para poder sacar partido a todo lo que encontrarás en Islandia. Nuestra cámara es una Canon 7D, antigua pero súper robusta para viajar.

Llevar un buen trípode. Te servirá para poder hacer fotos tanto de noche como de día. Nosotros llevamos un trípode de K&F Concept que es bastante ligero y consistente.

Llevar tarjetas de memoria suficientes como para hacer todas las pruebas que quieras. En nuestro caso utilizamos estas Compact Flash que escriben a 85 Mb/s y nos parece que tienen buena relación calidad-precio..

Si quieres hacer fotos de larga exposición con luz diurna necesitarás filtros de densidad neutra. Nosotros llevamos este pack de 4 filtros de K&F Concept que tienen buena relación calidad-precio. Cuando los elijas asegúrate de comprar el diámetro correcto para tu objetivo.

Llevar una buena funda impermeable. En Islandia llueve bastante y nuestra cámara casi nos deja tirada por haberse mojado demasiado.

Llevar un filtro polarizado para hacer fotos espectaculares (si tienes suerte y hace sol claro). Nosotros llevamos este filtro polarizado de Gobe. Lo dicho, cuando los elijas asegúrate de comprar el diámetro correcto para tu objetivo.