Asia, Indonesia

Subir al Volcán Ijen, el infierno en la Tierra

Cómo subir al Volcán Ijen en Indonesia

Cuando decidimos subir al Volcán Ijen no imaginábamos lo que nos esperaba en la cima. Aunque tuvimos suerte con el tiempo y pudimos vivir una experiencia increíble, los gases de azufre que emana constantemente el volcán hacen que el aire sea casi irrespirable.

Venimos de visitas increíbles en la Isla de Java, como el impresionante Volcán Bromo o el Templo de Borobudur, lugares imprescindibles en cualquier viaje a Indonesia.

Tras contemplar el Amanecer en el Volcán Bromo, una de las mejores excursiones de la Isla de Java, nos proponemos realizar un trekking de unas 2 horas hasta subir la cima del Volcán Kawah Ijen.

Situado en el este de la Isla de Java, en Indonesia, este coloso de fuego de 2.386 metros de altura forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico y es uno de los volcanes más activos y peligrosos del archipiélago de Indonesia.

El famoso volcán de los «Blue Flames»

El Volcán Ijen se hizo famoso hace unos años gracias a que Olivier Grunewald publicó un artículo en National Geographic sobre el «fuego azul» que emana en las noches más oscuras a través de las grietas del volcán.

Este impresionante artículo nos habla acerca de la expulsión de gases de azufre en combustión que desprende el volcán y que, al tomar contacto con el oxígeno, alcanzan su punto de ignición generando llamaradas azules.

Sin embargo, ten en cuenta que es muy difícil ver este fenómeno, ya que se tienen que dar circunstancias muy concretas para que ocurra. Además, para captarlos, muchas veces hacen falta períodos de exposición elevados en un lugar peligroso por la emanación de gases de azufre.

Muchos viajeros se han decepcionado ya que esperaban otra cosa. Subieron de madrugada esperando encontrar algunas de las imágenes que vemos en el artículo y bajaron habiendo pasado frío y sin ninguna imagen con la que vacilar a los amigos.

Seguro de Viaje para Indonesia

Antes de salir de casa es importante contratar un buen seguro de viaje, con el que puedas viajar tranquilo y que esté adaptado a las necesidades que vayas a tener en cada destino.

Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo pero, por si acaso, nosotros siempre viajamos tranquilos con Seguros IATI.

Queremos darte las gracias por leer nuestro post y contratando aquí tu seguro con IATI ¡tendrás un 5% de descuento!

IATI

Subimos a la cima del Volcán Ijen

En Indonesia siempre tienes que levantarte pronto. Esta vez no va a ser diferente. Aún así, el amanecer nos regala una imagen inolvidable.

Amanece en la Isla de Java para subir al Volcán Ijen
Amanece en la Isla de Java

Pasamos de los «Blue Flames» y comenzamos nuestro trekking para subir al volcán Ijen a las 9 de la mañana. Hace frío y estamos bajo el tradicional manto de nubes que cubre las laderas de algunos volcanes cada mañana.

Unos cuantos metros más arriba, la capa de nubes va dejando paso a un día soleado y espectacular, en el que las vistas de la montaña y de los volcanes cercanos son increíbles.

El manto de nubes al subir al Volcán Ijen
El manto de nubes queda atrás

La subida tiene unos 3 kilómetros de longitud, con pendientes casi constantes y algunos tramos de dureza considerable. Tardarás aproximadamente 1 hora y media en subir al volcán Ijen dependiendo de tu estado físico. Los que nos paramos a hacer fotos constantemente tardamos un poco más…pero tenemos mejores fotos…

La silueta del Volcán Merapi, uno de los más peligrosos del mundo
La silueta del Volcán Merapi, uno de los más peligrosos del mundo

El desnivel que se salva para subir al Volcán Ijen es de algo más de 500 metros, pero se acumula una buena parte en tramos muy concretos que te costarán un poco más.

La parte final es menos empinada y más suave. Sabrás que te acercas al cráter porque las nubes de azufre comienzan a aparecer junto con un olor bastante desagradable. Estás llegando al lago con mayor concentración de azufre del mundo, y eso se nota.

El tramo final que hay que recorrer para subir al volcán Ijen
Empezamos a ver las nubes de azufre

Conecta tu móvil en Indonesia desde el primer minuto

Para contratar una excursión, para sacar unas entradas o para estar siempre conectado con tus redes sociales, necesitas que tu móvil tenga internet mientras viajas.

La mejor forma de estar siempre conectado sin pagar cantidades astronómicas por el roaming es contratar la eSim de Holafly. Sin cambiar tu tarjeta y manteniendo tu Whatsapp.

Consulta cómo funciona Holafly y utiliza nuestro código LOSVIAJESDELEWAR para obtener un ¡5% de descuento! en tu nueva tarjeta eSim.

En la cima del Volcán Ijen

Una vez arriba, podrás caminar por el cráter del volcán desde el que se tienen unas vistas impresionantes del lago de azufre que yace unos 200 metros más abajo. Un precioso lago de color turquesa cuya concentración de azufre es brutal y que, cada poco tiempo, emana nubes de azufre que te impiden respirar y te queman la garganta.

Mascarillas y pañuelos nos cubren la boca y la nariz para evitar que los gases entren en nuestro cuerpo, pero la tarea es muy difícil. Sólo si alquilas máscaras de gas (sí, has oído bien) en algún pueblo cercano podrás respirar con «cierta normalidad».

El interior del cráter del Volcán Ijen
El interior del cráter del Volcán Ijen

Has llegado a uno de los paisajes más agrestes y espectaculares de la Tierra, a caballo entre la celestial belleza del lago turquesa y la infernal sensación de no poder respirar cada vez que una nube de azufre te atrapa, y sucede muy a menudo…

Bajar al lago del Volcán Ijen

Encontrarás un cartel en que se indica que queda terminantemente prohibido bajar hasta el lago del Volcán Ijen. Es muy peligroso.

Aún así, decenas de personas comienzan a descender hasta el agua, viscosa de su mortal mezcla de minerales de azufre, entorpeciendo el camino de los mineros que realizan su trabajo en condiciones infrahumanas por muy poco dinero.

Los mineros recogen el mineral de azufre entre nubes tóxicas
Los mineros recogen el mineral de azufre entre nubes tóxicas

Un kilómetro de exigente desnivel separa el cráter del Volcán Ijen del lago turquesa, una bajada en la que respirar se hace imposible y no está exenta de peligros. Si no lo tienes muy claro, y vas con un guía, nuestra recomendación es que no bajes.

Erupciones pasadas causaron varios muertos entre la población local que trabaja extrayendo mineral de azufre ya que éstas se transforman en mortales expulsiones de gases y de azufre en estado líquido a altísimas temperaturas.

La bajada al volcán Ijen bajo la niebla de azufre
La bajada al volcán Ijen bajo la niebla de azufre

Y, aunque el viajero es un «ser inmortal», debe tener cuidado con zonas que son muy peligrosas. Las nubes de azufre te envuelven y, además de no dejarte respirar, tampoco te permiten ver ni a dos palmos, por lo que lo mejor es quedarte sentado y con la cabeza agachada hasta que pasa la nube.

Los mineros del Ijen

Si has decidido subir al Volcán Ijen, es seguro que encontrarás una escasa pero constante procesión de mineros. De hecho, el Volcán Ijen es una mina de azufre en sí mismo, ya que el azufre líquido que emana por sus grietas se solidifica formando piedras de intenso color amarillo y olor nauseabundo.

Un minero antes de subir al volcán Ijen
Un minero carga con el pesado mineral de azufre

Ataviados con chanclas o botas de agua, y con trajes de seguridad en forma de camisetas de Iron Maiden y pantalones raídos, deben subir cada día hasta la cima del Volcán Ijen para poder mantener a sus familias.

Una caña de bambú entre dos cestas de mimbre en las que se colocan hasta 90 kilos de mineral de azufre son la forma en la que portean estos amables mineros la carga diaria. Un trabajo inhumano no exento de riesgos.

Cestas de mimbre al subir al Volcán Ijen
Cestas de mimbre con hasta 90 kilos de mineral de azufre

Hasta dos y tres veces realizan este trayecto cada día por salarios que no llegan a 10 dólares. En primer lugar deben subir al cráter del Volcán Ijen y bajar hasta la orilla del lago a recoger el mineral. Cargadas las cestas, deben bajar las piedras de azufre hasta el pueblo, y vuelta otra vez…y otra vez…

Algunos afortunados puede descargar el azufre en carretillas en lo alto del cráter. Una vez llenas se bajan hasta el pueblo. Maquinaria de primera clase…

Así que si tenemos que hacernos una foto con ellos a cambio de una pequeña cantidad de rupias, nos la hacemos y punto. Hoy sus familias comerán un poco mejor.

Los Mejores Consejos para Subir al Volcán Ijen

  • Lleva ropa de abrigo. Tanto si decides subir de noche como si lo haces a primera hora de la mañana, a esa altitud hace frío, así que un forro polar como mínimo.
  • Lleva calzado de montaña, pues las empinadas cuestas resbalan bastante en algunos tramos. Y no sufras si los mineros te arrancan las pegatinas yendo con chanclas.
  • Lleva agua y algo de comer en la mochila. Subir y bajar al Volcán Ijen puede llevarte unas 5 horas en total. El agua te ayudará a sobrellevar los gases de azufre.
  • Si bajas al lago de azufre, asegúrate de que las condiciones son las correctas para no correr riesgos. No lo hagas si vas con niños o si tienes problemas respiratorios. En serio, no lo hagas.
  • Lleva mascarilla (una FPP2 te vale) para evitar que los gases te afecten demasiado. No lo conseguirás pero te ayudará. Y no te flipes, un pañuelito de tela no vale.
  • Sube despacio y disfruta de la experiencia
Tour privado de 3 días por el Monte Bromo y el volcán Ijen

Dónde alojarse cerca del Volcán Ijen

Muchas excursiones salen de las ciudades y pueblos cercanos al volcán. Lo ideal es alojarse en ciudades como Banyuwangi.

En esta ciudad costera puedes encontrar el Ijen Resort & Villas, un maravilloso hotel formado por pequeñas villas en medio de un entorno privilegiado y con vistas al impresionante volcán, o el increíble Kunang Kunang Tent Resort.

También puedes alojarte más al oeste, en la ciudad de Bondowoso, donde se encuentra el Hotel Grand Padis, algo más económico y sencillo que el anterior.

No obstante, te dejamos un enlace de Booking.com con las Mejores Hoteles de Banyuwangi para que puedas elegir el que más te guste.

Y antes de viajar a Indonesia…

Que no se te olvide…

Llevar toda la documentación para la entrada al país. Si eres español con el pasaporte es suficiente ya que no se necesita visado para estancias de menos de 30 días.

Reservar los vuelos con tiempo para evitar los precios más caros. Nosotros siempre los buscamos a través de Skyscanner porque encuentra las mejores opciones para tus vuelos.

Reservar los hoteles con antelación para encontrar una buena relación calidad precio. La mejor oferta de hoteles la encontrarás en Booking.com.

Contratar el Seguro de Viaje de IATI con un 5% de descuento.

Llevar ropa y calzado de montaña, pues te hará falta en las rutas de senderismo que seguro que harás.

Llevar moneda local (Rupia Indonesia). Los pagos con tarjeta no están muy aceptados. No obstante, lleva una tarjeta especializada en viajes. Nosotros siempre llevamos la Tarjeta Revolut, que es gratuita y te aplica el tipo de cambio real en todas tus compras.

Llévate un chubasquero. Podría llover un ratito todos los días, y más si vas en verano.

Echar un vistazo a alguno de los Tours mejor valorados de Yogyakarta.

Llevar una buena guía de Indonesia. Nosotros llevábamos la Lonely Planet pero te dejamos un enlace a las Mejores Guías de Indonesia para que elijas la que más te guste.