Europa, Países Bajos

Qué ver y hacer en Zaanse Schans

Qué ver en Zaanse Schans

El famoso pueblo de los molinos de Holanda se llama Zaanse Schans y se encuentra muy cerca de Ámsterdam. En esta guía te contamos qué ver y qué hacer en Zaanse Schans, cómo ir desde Ámsterdam y cómo disfrutar de los molinos de viento más famosos de Holanda.

Convertido en un museo al aire libre, Zaanse Schans fue, durante los siglos XVII y XVIII, uno de los mayores centros industriales del Europa. La zona industrial de Zaanse Schans llegó a dar cobijo a más de 600 molinos en los que se basaban numerosas industrias tradicionales que exportaban sus productos por todo el mundo.

Estos molinos fueron abandonados paulatinamente hasta que en 1946 un arquitecto llamado Jaap Schipper, preocupado por la destrucción del patrimonio industrial de la zona, sugirió crear un área de conservación donde poder preservarlo.

Así se llegó a la creación del Zaanse Schans que hoy podemos visitar, que se ha convertido en el pueblo más famoso de molinos de Holanda y en una de las zonas más visitadas del país.

Los molinos de Zaanse Schans no tienen nada que ver con sus vecinos de Kinderdijk, ya que éstos últimos fueron creados únicamente con el objetivo de drenar las pantanosas tierras de esa localidad holandesa.

No obstante, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre los Molinos de Viento de Kinderdijk ya que merecen también una visita.

Los famosos  molinos de Zaanse Schans
Los famosos molinos de Zaanse Schans

Cómo ir a Zaanse Schans desde Ámsterdam

Zaanse Schans, el más famoso pueblo de molinos de Holanda, es en realidad un barrio de la localidad de Zaandam, situada a tan sólo 20 kilómetros de Ámsterdam.

Existen varias formas de ir a Zaanse Schans desde Ámsterdam:

Excursión Organizada

Existen varias excursiones de un día para visitar Zaanse Schans desde Ámsterdam. Todas recorren los mejores lugares que ver en Zaanse Schans, y algunas de ellas incluyen otros preciosos pueblos de Holanda.

Esta Excursión para visitar los molinos de Zaanse Schans es muy completa ya que no sólo incluye el trayecto sino que también se puede visitar un molino de especias, una fábrica de quesos y la fábrica tradicional de zuecos.

Excursión a los molinos de Zaanse Schans

Si, además, quieres conocer otros lugares preciosos de Holanda, te recomendamos esta Excursión a Zaanse Schans, Edam, Volendam y Marken, que también dura un día y te lleva a algunos de los pueblos más bonitos de Holanda.

Uno de los mejores lugares que ver en Zaanse Schans
Los verdes campos de Zaanse Schans

En Coche

Si estás visitando los Países Bajos, una de las mejores formas de hacerlo es en coche de alquiler, para lo que te recomendamos que busques los mejores precios en Rentalcars.

Visitar Zaanse Schans desde Ámsterdam en coche es sencillo, dada la cercanía y las buenas comunicaciones.

El trayecto dura unos 25 minutos por lo que se puede visitar Zaanse Schans desde Ámsterdam en un sólo día, tanto si vas por libre como si eliges una de las numerosas excursiones organizadas.

Se puede aparcar sin problemas en los exteriores de Zaanse Schans, aunque recuerda que es de pago y te costará unos 11 euros por coche.

En Autobús

Si prefieres visitar Zaanse Schans en autobús, tendrás que ir a la Estación Central de Ámsterdam para tomar el Bus 391. En unos 40 minutos llegarás a Zaanse Schans desde Ámsterdam.

Esta autobús pasa cada 15 minutos y cuesta 11,50 euros ida y vuelta.

Horarios y Precios

Podrás visitar Zaanse Schans a cualquier hora del día ya que es libre y gratuito. Eso sí, para visitar el interior de los famosos molinos de Zaanse Schans, las tiendas o los museos tendrás que ir en horario de 9 a 16,30 horas.

Si quieres visitar los molinos de Zaanse Schans tendrás que pagar una entrada que suele rondar los 5 euros por cada adulto y 2,5 euros por niño en cada molino.

Zaanse Schans Card

Si, como nosotros, eres un «friki» de los molinos de Holanda, puedes visitar los molinos de Zaanse Schans comprando la Zaanse Schans Card. Con ella podrás recorrer los mejores lugares que ver en Zaanse Schans.

Esta tarjeta cuesta 29,50 euros para adultos y 20 euros para niños entre 4 y 17 años. Los menores de 4 años no pagan por esta tarjeta.

La tarjeta Zaanse Schans Card incluye:

  • Acceso al Zaans Museum y a la fábrica de galletas y chocolate Verkade Experience.
  • Acceso al Wereld van Windmolens (el mundo de los molinos) y dos molinos a tu elección.
  • Acceso a la Wevershuis (tejeduría), a la Kuiperij (tonelería) y al Museum Zaanse Tijd.
  • Descuento en el aparcamiento. Aparcar con la Zaanse Schans Card cuesta sólo 9 euros.

Seguro de Viaje para Países Bajos

Antes de salir de casa es importante contratar un buen seguro de viaje, con el que puedas viajar tranquilo y que esté adaptado a las necesidades que vayas a tener en cada destino.

Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo pero, por si acaso, nosotros siempre viajamos tranquilos con Seguros IATI.

Queremos darte las gracias por leer nuestro post y contratando aquí tu seguro con IATI ¡tendrás un 5% de descuento!

IATI Familia

Qué ver y hacer en Zaanse Schans

Visitar Zaanse Schans te llevará una mañana entera, así que te dejamos una selección de las mejores cosas que ver y hacer en Zaanse Schans para que elijas lo que más te guste.

Visitar los famosos molinos de viento de Zaanse Schans

Zaanse Schans es conocido por ser el pueblo más famoso para ver los molinos de Holanda. Rodeados de vegetación y rodeados por estrechos canales, estos molinos son el reclamo perfecto para visitar Zaanse Schans.

Zaanse Schans, el pueblo más famoso de molinos de Holanda
Zaanse Schans, el pueblo más famoso de molinos de Holanda

Hoy en día quedan en pie 10 molinos, y algunos de ellos datan del siglo XVII. Los mejores molinos que ver Zaanse Schans son:

  • De Huisman, un molino de especias de finales del siglo XVII que comenzó moliendo tabaco y mostaza.
  • De Gekroonde Poelenburg, que tiene función de aserradero y que fue trasladado pieza por pieza hasta su lugar actual en 1963.
  • De Kat fue uno de los molinos que visitamos y actualmente se dedica a fabricar pigmentos, aceites y pinturas, que han dado el color a algunos de los mejores artistas holandeses de la Historia.
  • De Zoeker, un molino de aceite construido en 1676 y dedicado como almazara a moler semillas de linaza para elaborar aceite vegetal.
  • Het Jonge Schaap, un molino construido en 1680 como aserradero, aunque fue reconstruido recientemente.
  • De Os, un molino de aceite construido en 1663 que representa uno de los molinos más antiguos de Zaanse Schans.
  • Het Klaverblad, se trata de un molino moderno que hace funciones de aserradero.
  • De Bonte Hen, un molino de aceite que data de 1693 y que ha sufrido varias restauraciones hasta tener su actual aspecto.
  • De Ooievaar, originalmente construido en 1622 como un molino de aceite aunque históricamente ha sido utilizado para moler residuos de cacao.
  • De Bleeke Dood, uno de los pocos molinos de harina de Zaanse Schans.
De Kat, uno de los mejores lugares que ver en Zaanse Schans
De Kat, uno de los mejores molinos que ver en Zaanse Schans

Como te decimos, nosotros hicimos la visita a De Kat, donde hay una amplia exposición de los pigmentos y pinturas que se siguen fabricando y que se exportan a numerosas partes del mundo.

El interior del molino tiene unas enormes ruedas de piedra que hoy en día siguen utilizándose para convertir las piedras de pigmento en finísimo polvo de pintura que, unido al aceite, se convierte en una de los mejores pinturas del mundo para artistas y restauradores.

El interior de De Kat, el mejor molino de Zaanse Schans
Las ruedas de piedra en el interior de De Kat

También podemos observar los toneles, de todos los tamaños, que se utilizaban tradicionalmente para almacenar, conservar y transportar a todo el mundo el polvo de pintura que servirá para convertir los blancos lienzos en arte.

Los toneles del molino De Kat en Zaanse Schans
Los toneles del molino De Kat en Zaanse Schans

Desde la parte superior se pueden observar las aspas gigantes del molino y tener una panorámica estupenda de Zaanse Schans. Se trata sin duda de una de las mejores cosas que hacer en Zaanse Schans.

Visitar la aldea de Zaanse Schans

Aunque el reclamo principal de Zaanse Schan es visitar sus famosos molinos de viento, recorrer la pequeña aldea que los acoge es una buena idea.

La preciosa aldea es uno de los lugares que ver en Zaanse Schans
La preciosa aldea de Zaanse Schans

Salvo por los numerosos turistas, este pueblo es como sacado de un cuento. Puentes de madera que atraviesan pequeños canales nos llevan a visitar antiguas casas holandesas que salpican por el lugar.

Existen senderos que recorren la aldea y que te permitirán llegar hasta las fábricas de quesos de Henri Willig o de Catharina Hoeve, donde podrás aprender sobre la elaboración del tradicional queso holandés, y a la fábrica de zuecos donde un artesano te mostrará en cuestión de dos minutos cómo hacer uno de estos zuecos de madera.

Visitar los Museos de Zaanse Schans

Algunos de los mejores lugares que ver en Zaanse Schans son sus museos. Hay dos museos interesantes en Zaanse Schans:

  • Museo de Zaanse Schans, donde se puede realizar un recorrido por la historia de los molinos de la zona, y donde se puede ver la antigua fábrica de chocolates y galletas Verkade.
  • Museo del Tiempo de Zaanse Schans, donde los enamorados de los relojes disfrutarán de una gran colección. Para verlo tendrás que tomarte tu “tiempo”… (mi mujer me dice que no haga estas bromas tan tontas…)

Visitar la fábrica de zuecos

Otra de las mejores cosas que hacer en Zaanse Schans es visitar la tienda de fabricación de zuecos, muy típicos del país.

Conocidos como “klompen”, estos tradicionales zuecos de madera son una de las imágenes de Holanda más reconocidas.

La tienda de zuecos de Zaanse Schans
La tienda de zuecos de Zaanse Schans

Un artesano te mostrará cómo fabricar un zueco partiendo de un madero recién cortado. La forma en la que quitan la humedad de la madera es digna de ver y, si vas con niños, alucinarán.

Terminada la visita, no te olvides de comprar unos zuecos de recuerdo, pero no te gustes y te compres unos de tu talla si no quieres destrozar al parqué.

Visitar la fábrica de chocolate

Visitar esta fábrica de chocolate, llamada Blik Op de Zaan, es una de las mejores cosas que hacer en Zaanse Schans. Quizá no tenga comparación a las fábricas de chocolate de Bélgica, pero seguro que si vas con niños les encanta.

Te enseñarán cómo se fabrica el chocolate y te harán una degustación…deliciosa.

Visitar la fábrica de quesos

Actualmente existen dos fábricas de queso en Zaanse Schans, la de Henri Wiilig y la de Catharina Hoeve. Sin duda, unos de los mejores lugares que visitar en Zaans Schans, sobre todo si eres un enamorado del queso como nosotros.

En esta ocasión visitamos la fábrica de Henri Willig y, tras observar una demostración de cómo se realiza el proceso de fabricación del queso, pudimos degustar unas 2 toneladas del mejor queso holandés. Un paraíso para los amantes del queso…

Otros lugares que ver en Zaanse Schans

Aprovecha tu visita a Zaanse Schans para descubrir al tradicional arte holandés de fabricación de velas en la Weaver´s House, la Casa del Tejedor.

Además, puedes visitar una destilería y una fábrica de barriles, todo al más puro estilo tradicional de la época.

Sin duda, son muchos los lugares que ver en Zaanse Schans, así que disfruta de todos ellos y, si ese día hace frío, quizá puedes tomarte un chocolate caliente…

Chocolate caliente en Zaanse Schans
Chocolate caliente en Zaanse Schans

Dónde alojarse en Zaanse Schans

Aunque normalmente se pueden visitar los molinos de Zaanse Schans en un día desde Ámsterdam, alojarse cerca de esta bonito pueblo puede ser una buena opción.

Aquí tenéis algunos Alojamientos cerca de Zaanse Schans, de los que destacamos Heerlijck Slapen op de Zaanse Schans o el Hotel Boutique Zaan.

Algunos hoteles de la zona se localizan en casas tradicionales holandesas, lo que puede ser muy interesante si finalmente te alojas en Zaanse Schans.

Esperamos que hayas disfrutado de la visita a uno de los pueblos de molinos más famosos de Holanda y que, sin duda, permanecerán en tu memoria.